Iba a volar pero salió corriendo aterrorizado: nunca más lo hallaron

Iba a volar pero salió corriendo aterrorizado: nunca más lo hallaron

Para muchos, es la persona desaparecida más conocida de YouTube. Las imágenes de las cámaras de seguridad lo muestran llegando a un aeropuerto de Bulgaria. Pero este joven alemán de 28 años creyó ver algo y huyó a toda prisa, espantado. Hasta hoy no se sabe qué le pasó.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Han pasado casi siete años desde que Lars Mittank (28) desapareció. El video de su sprint aterrorizado en el que se lo ve salir de un aeropuerto se volvió viral, aunque nada se ha sabido sobre su destino

Ya son más de 17 millones los usuarios de YouTube que han buscado el momento en que Lars vio algo que lo inquietaba y salió corriendo como loco del aeropuerto búlgaro de Varna, el 8 de julio de 2014.

El chico dejó su valija, su billetera, su teléfono y su pasaporte. Largó todo y -como se percibe en los videos- se trepó a una valla de seguridad para nunca más ser visto

Una pelea y un posible "brote psicótico"

Quienes han investigado el caso apuntan que Mittank había llegado a un resort marítimo junto a amigos de su ciudad, Itzehoe (Alemania). Parece que en algún momento hubo una pelea entre hinchas de distintos equipos de fútbol y Lars fue golpeado en el oído. 

Tan fuerte fue la paliza, que los médicos le dieron algunos antibióticos y le recomendaron que no viajara en avión junto a sus compañeros: los cambios de presión podían ser perjudiciales en ese estado. "Estaba de buen humor", comentaron los allegados.  

Mittank pagó una pieza en un hotel barato, mientras el resto del grupo volvía a casa. Desde ahí llamó a su madre completamente espantado: le dijo que lo seguía gente con intenciones de matarlo y le pidió a la mujer que cancelara todas sus tarjetas bancarias.

—Estaba muy nervioso. Le escuchaba el latido del corazón a través del teléfono— relató luego la madre en diálogo con la prensa.

Capítulo final

Las grabaciones de las cámaras de seguridad lo muestran horas antes de su vuelo de retorno hacia Alemania. Circulaba por el hotel con paso intranquilo, e incluso se escondió un rato en un ascensor.

A la 1 de la mañana, se lo ve salir del hotel. Regresó luego. Nadie sabe qué hizo dando vueltas a esa hora de la madrugada.

Antes de volar lo vio un doctor, que lo describió como "errático y nervioso". Un médico del aeropuerto, Kosta Kostov, relató que Lars "se salió de sí" cuando en la terminal aeroportuaria vio a un albañil que ingresaba a una de las salas. Ahí dejó todo lo que llevaba y empezó a correr. 

Como se ve en los registros, se alejó todo lo que pudo e incluso trepó una barrera. Hasta hoy, nadie sabe adónde fue. Otro misterio sin resolver en estas épocas de hiperconexión y vidas controladas. 

Aquí, el video:

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?