La hermosa historia de la Virgen de Guadalupe

La hermosa historia de la Virgen de Guadalupe

Esta celebración religiosa se lleva a cabo principalmente en México, pero recorre toda América Latina.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Dentro del cristianismo, el Día de la Virgen de Guadalupe es una de las celebraciones más populares.

Cada 12 de diciembre miles de fieles se congregan en la Ciudad de México para venerar a esta imagen desde que se presentó por primera vez hace cientos de años y que movilizó a la Iglesia Católica, pero también tiene una gran devoción en el resto de América Latina y otros países del mundo.

¿Por qué se celebra el 12 de diciembre?

El 12 de diciembre de 1531, Juan Diego Cuauhtlatoatzin, un nativo del cerro de Tepeyac (al norte de la ciudad de México), fue testigo de la segunda aparición de la Virgen de Guadalupe

La Iglesia Católica decidió celebrarlo en esta fecha y hay dos versiones sobre el origen de su nombre:

  •     La primera versión cree que el nombre "Virgen de Guadalupe" nació en el mundo árabe y luego derivó en su variante castellana. La palabra podría venir de "wad-al-hub" (río/caudal de amor). 
  •     La otra versión podría derivar de la lengua náhuatl, idioma con el que Cuauhtlatoatzin se habría comunicado con la virgen. En náhuatl "Guadalupe" provendría del vocablo "coatlallope", modo en que el nativo llamó la mujer.
  • Fuente;: Wikipedia.

     

¿Cómo fue el encuentro con la Virgen de Guadalupe?

Este encuentro fue relatado por una biografía que escribió el Vaticano sobre Juan Diego Cuauhtlatoatzin.

El 9 de diciembre de 1531, el hombre se dirigía a pie a Tlatelolco en Tepeyac cuando se le presentó la figura de María Santísima como "la perfecta siempre Virgen Santa María, Madre del Verdadero Dios".
 
Según el texto, la Virgen le encargó a Cuauhtlatoatzin que le pidiera al Obispo capitalino Juan de Zumárraga, que construyera una iglesia en el lugar de Tepeyac donde se le apareció. 

"Y como el Obispo no aceptase la idea, la Virgen le pidió que insistiese. Al día siguiente, domingo, Juan Diego volvió a encontrar al Prelado, quien lo examinó en la doctrina cristiana y le pidió pruebas objetivas en confirmación del prodigio", narraron.
 
El 12 de diciembre de ese mismo año, un martes, la Virgen volvió a presentarse e invitó a Cuauhtlatoatzin hasta la cima de la colina de Tepeyac para recoger flores y llevarselas a ella: 

"Una vez recogidas las colocó en su tilma y se las llevó a la Virgen, que le mandó presentarlas al Sr. Obispo como prueba de veracidad".
 
Cuando el Obispo abrió la tilma (una especie de manta de algodón), dejó caer las flores, mientras en la tilma apareció la imagen de la Virgen de Guadalupe, que desde aquel momento se convirtió en el corazón espiritual de la Iglesia en México.
 
Así fue como la Virgen de Guadalupe se convirtió en patrona de América y todos los 12 de diciembre, miles de fieles cristianos caminan hasta el pie del cerro Tepeyac. 

En cuanto Argentina, esta Virgen es patrona de la Diócesis de Santa Fe.
 

Canonización de Cuauhtlatoatzin

El papa Juan Pablo II impulsó la canonización de Juan Diego Cuauhtlatoatzin, que se realizó en 2002 al pie del cerro Tepeyac.

 "Su rostro mestizo expresa su maternidad espiritual que abraza a todos los mexicanos", dijo en ese entonces el líder de la Iglesia Católica.

Y agregó: "Por ello, el testimonio de su vida debe seguir impulsando la construcción de la nación mexicana, promover la fraternidad entre todos sus hijos y favorecer cada vez más la reconciliación de México con sus orígenes, sus valores y tradiciones".

Una historia hermosa que los devotos siempre disfrutan recordar y que quienes desconocían incorporan a su fe y espiritualidad. ¿La conocías? 
 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?