Condenaron a 10 años de cárcel a un manifestante en Cuba

Condenaron a 10 años de cárcel a un manifestante en Cuba

Solo se consideró el testimonio de un policía durante el juicio. La oposición llamó a una nueva protesta el 15 de noviembre pero desde el Gobierno advirtieron que será ilegal

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Uno de los manifestantes de la protesta de julio pasado fue condenado por la justicia cubana a 10 años de cárcel. Esta es la pena más grande impuesta en los procesos y se da en el marco de las amenazas del Gobierno ante nuevas manifestaciones en noviembre.

Roberto Pérez Fonseca, de 38 años, fue juzgado por el Tribunal Municipal Popular de San José de las Lajas, un poblado a 35 kilométro de La Habana, quien le impuso la "sanción conjunta y única a cumplir de 10 años" de prisión. Los delitos de los que se lo halló culpable fue desacato, atentado, desorden público e instigación a delinquir. Para llegar a esa conclusión solo se escuchó el testimonio del policía Jorge Luis García Montero, único testimonio reconocido por los magistrados.

La acusación aseguró que Pérez arrojó una piedra que impactó en el oficial "ocasionándole escoriaciones que no requirieron asistencia médica", y luego tiró otra que dio en una patrulla policial "que no presentó daños". Además se lo condenó por no acatar el confinamiento durante la pandemia de coronavirus.

Desde la oposición consideraron excesiva la sentencia, más considerando que solo se aceptó la declaración del policía. La madre de Pérez, Liset Fonseca, denunció que la pena impuesta a su hijo se debe exclusivamente a que rompió una fotografía del fallecido líder cubano, Fidel Castro, durante las protestas.

Las manifestaciones de julio se dieron en el peor momento epidemiológico por coronavirus en Cuba, acompañado por una profunda crisis económica y alimentaria. Desde el Gobierno aseguraron que eran parte de una estrategia de Estados Unidos para desestabilizar el país, pero desde ese momento implementaron reformas económicas acorde a las exigencias de los manifestantes.

Ahora grupos opositores convocaron a una nueva jornada de manifestaciones el 15 de noviembre. El Gobierno negó el permiso asegurando que "ni ahora ni en el futuro" el derecho del pueblo a manifestarse "puede utilizarse para subvertir el sistema político, el proyecto socialista, o establecer alianzas con grupos financiados del exterior". Desde la Fiscalía afirmaron que ya habían iniciado una tarea de "apercibimientos" a varios convocantes.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?