Le negaron la libertad bajo fianza a Álex Saab, el testaferro de Nicolás Maduro

Le negaron la libertad bajo fianza a Álex Saab, el testaferro de Nicolás Maduro

El empresario estrechamente vinculado al presidente venezolano tuvo una audiencia ante la Justicia de Estados Unidos, tras haber sido acusado por presunto lavado de dinero. El monto alcanzaría los 350 millones de dólares y su culpabilidad se definirá finalmente el 1 de noviembre.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

El empresario colombo-venezolano Alex Saab, presunto testaferro del presidente Nicolás Maduro, tuvo este lunes su primera audiencia judicial en una corte de EE.UU. por estar implicado en el lavado de cientos de millones de dólares, donde es acusado de siete cargos de lavado de dinero y uno de conspiración para cometer ese delito.

En la breve vista judicial, la primera que tiene desde su extradición desde Cabo Verde (África) el sábado pasado, el juez John O'Sullivan hizo una primera lectura de los cargos a Saab, que los escuchó desde una celda en Miami. Dicha audiencia contó con más de 300 personas que oficiaron como testigos. Carlos Vecchio, embajador del presidente interino Juan Guaidó en Estados Unidos, fue uno de ellos.

Al comenzar la audiencia, el juez, además de leer los derechos de Saab, le preguntó si estaba de acuerdo con tener un abogado de oficio (Henry Bell), a lo que el acusado accedió.

Luego del intento de defenderse, el juez O´Sullivan finalmente le negó la libertad bajo fianza al empresario colombiano. Precisamente, la Fiscalía señaló que Saab presentaba “riesgo de fuga”. Además, acordaron que la próxima audiencia se desarrollará el 1 de noviembre. Será en ese entonces que se decidirá la culpabilidad de Saab.

Tras escuchar los cargos, el representante legal Henry Bell le comunicó al juez que está pendiente una apelación sobre la supuesta inmunidad diplomática del acusado.

El registro de Álex Saab.

Cargos contra el acusado

Saab está acusado de siete cargos de lavado de dinero y uno más de conspiración para cometer ese delito y además está sujeto desde mayo de 2019 a sanciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de EE.UU.

Los fiscales consideran que lavó más de 350 millones de dólares para pagar corruptelas del presidente venezolano a través del sistema financiero estadounidense

La OFAC lo sancionó por su presunta participación en varias tramas de corrupción a gran escala en torno a la construcción de viviendas populares, distribución de alimentos a los más pobres y operaciones ilícitas con el oro venezolano.

De acuerdo con OFAC, Saab y su socio, Álvaro Pulido, colombiano y prófugo de la justicia de EE.UU., tuvieron acceso a la cúpula del régimen de Maduro a través de Cilia Adela Flores, esposa del presidente, y sus hijos Walter, Yosser y Yoswal, y un primo de estos, Carlos Erica Malpica Flores.

Todos ellos y muchas otras personas están sancionadas por OFAC, por ser parte de "una red de corrupción y nepotismo".

Como consecuencia de las sanciones, quedan congelados los activos que esos individuos y entidades puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y se les prohíbe efectuar transacciones financieras con EE.UU.

Por su parte, Nicolás Maduro volvió a insistir en que Saab fue "secuestrado" por Estados Unidos y dijo que con esta acción le daba una "puñalada mortal" al diálogo que se había iniciado en México entre la oposición venezolana y el Gobierno.

El mandatario, que recordó que Saab fue recientemente nombrado como miembro de su equipo negociador en el diálogo pese a estar preso en Cabo Verde, defendió al empresario como un hombre inocente y dijo que Venezuela se está moviendo en "todos los niveles" para apoyarlo, algo que el Gobierno no ha dejado de hacer desde el momento de su detención.

La respuesta de la esposa de Saab

La esposad el empresario implicado, Camilla Fabri, estuvo en una concentración en la ciudad de Caracas y allí sostuvo que ni ella ni el Saab colaborarán con la Justicia de Estados Unidos.

"No tengo nada que colaborar con Estados Unidos, no he cometido ningún delito ni en Estados Unidos ni en ningún país y no pienso mentir para favorecer a Estados Unidos en contra del que atraviesa un bloqueo inhumano (Venezuela)", dice la carta leída por su esposa Camilla Fabri, quien aseguró, durante la protesta, que Saab la había escrito antes de ser extraditado.

En el texto, el empresario, de 49 años, dijo que enfrentará el juicio en Estados Unidos "con total dignidad y haciendo valer" su "inmunidad diplomática como servidor de la república bolivariana de Venezuela".

Leyenda

Asimismo, responsabilizó a Estados Unidos y a la oposición venezolana liderada por Juan Guaidó de su vida y su integridad física, y añadió que no es un "suicida", dejando constancia de que si le ocurre algo, será un asesinato.

El empresario insistió en que se le han violado sus derechos humanos y que su arresto fue ilegal, una denuncia que ya ha hecho el Gobierno venezolano que lo nombró diplomático después de que fuese detenido el 12 de junio en Cabo Verde en virtud de una orden de captura emitida a través de Interpol por Estados Unidos, con el fin de que se le otorgase inmunidad y fuera liberado.

Además, su esposa denunció, ante unas 200 personas que participaban en la protesta, que no pudo visitarlo durante su arresto y que el "único" familiar que lo hizo fue la hermana de Saab.

En tanto, Saab no es el único investigado por la Justicia. En 2019, las autoridades italianas incautaron bienes a la esposa del testaferro de Nicolás Maduro valuados en millones de dólares y que fueron comprados con recursos venezolanos. Durante un operativo, incautaron un inmueble, obras de arte y cerca de 1,8 millones de euros de la cuenta bancaria de Fabri, de 27 años y nacida en Roma, Italia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?