Detuvieron a la ex presidenta Jeanine Áñez, que se escondía en un "baúl"

Detuvieron a la ex presidenta Jeanine Áñez, que se escondía en un "baúl"

El sábado pasado se detuvo de manera preventiva a Jennine Áñez por considerarla responsable del golpe de Estado con el que se hizo de la presidencia de Bolivia en 2019. Al mismo tiempo se creó una comisión bicameral que investiga las violaciones a los derechos humanos durante su gestión.

Victoria Chales

Victoria Chales

En el 2019 Bolivia empezó a vivir tiempos realmente complejos. Luego de una protesta de 21 días en los que se acusaba a Evo Morales del MAS (Movimiento al Socialismo) de fraude en las elecciones, el mandatario renunció luego de que el comandante general del ejército así se lo sugiriera. Este fue el punto de partida para que la ex senadora Jeanine Áñez tomara el poder.

Luego de diversos episodios que aún se investigan donde se denunciaron violaciones a los derechos humanos por el gobierno autoproclamado de Áñez, en el 2020 se realizaron las elecciones. Allí se impuso el candidato del MAS, Luis Arce con el 55,11 % de los votos. Durante el 2020 la gestión del Frente de Unidad Nacional de la pandemia en Bolivia fue verdaderamente lamentable. Hoy, con el partido de Morales nuevamente en el poder los hechos de violencia y abuso que se vivieron durante la gestión anterior están siendo investigados. Se trata de tiempos de mucha tensión política en Bolivia.

Desde MDZ Radio dialogamos con Vigmar Vargas, consultor en Comunicación Política y miembro del directorio de ALICE (Asociación Latinoamericana de Investigadores en Campañas Electorales). La Fiscalía general de Bolivia solicitó  la prisión preventiva de Jeanine Áñez por los próximos 4 meses. " Pesa sobre ella, varios miembros del ejército, la policía y sus ex ministros la acusación de haber propiciado el golpe de Estado, luego de que la ex presidenta de facto fuera detenida el sábado último por su participación en contra el exmandatario Evo Morales en 2019.
 

 "La tensión política que vive el país se divide regionalmente. En el oriente de Bolivia hay un nivel de protesta mayor sobre la detención de Áñez. Mientras que en el occidente eso es mucho más relativo ya que allí el relato sobre el golpe de estado construyó la legitimidad que luego se mostraría en las urnas. Fue lo que impulsó la vuelta del MAS al poder".


Los principales partidos opositores sostienen que hubo una transición constitucional por lo que Evo Morales renunció y "esto permitió que Jeanine Áñez llegue a la presidencia". Por estas razones condenan la detención de la ex mandataria y exigen que sea juzgada por el Parlamento y no por tribunales ordinarios. No obstante, el ministro de Justicia rechazó acusaciones de Áñez de "persecución política", dijo que el proceso se ajusta a derecho.

Escondida en un "baúl"

La prisión preventiva se dicta cuando se cree que hay riesgo de fuga o de entorpecimiento de la investigación. En el caso de la ex mandataria boliviana se aplicó porque "ya dos de sus ministros más importantes pidieron asilo. Uno no se sabe concretamente donde está, ex ministro de gobierno Arturo Murillo. Se cree que está en EEUU. Y el otro se desconoce su paradero" relata Vargas.

El argumento que utilizaron las autoridades para explicar por qué se la juzga en un tribunal ordinario y no en el Congreso como ex presidenta es que "se la acusa de que siendo ella senadora haya accedido de manera irregular al cargo de jefa de Estado. Por eso no debe juzgársela como la constitución exige a un ex mandatario".

La detención de Áñez se produce en la madrugada del sábado 13 de marzo en Trinidad, capital del departamento amazónico Beni a 600 kilómetros al noreste de La Paz. "El informe detalla que se encontraba escondida en un sommier de esos que son huecos debajo para guardar cobijas" explicó Vargas.

Durante el gobierno de la ex senadora acusada de sedición y terrorismo tuvieron lugar hechos de mucha violencia. Por su parte, los "familiares de las víctimas de su gobierno celebraron la noticia de la detención". Vigmar Vargas relató que el lunes en la mañana "el presidente y vicepresidente de la Cámara de Diputados aseguraron en declaraciones que no se trata de una venganza, sino de hacer justicia no sólo por haber usurpado la presidencia sino por los hechos de violencia durante su gestión".

Por otra parte, se creó una comisión bicameral para investigar lo acontecido en las primeras semanas de gobierno de Áñez que derivaron en muertes. "El Congreso lo está investigando y seguramente en los próximos días surja una imputación formal a partir de esa comisión. También participan de este proceso organizaciones internacionales de Derechos Humanos que proveen insumos con sus informes". Por su lado, "la OEA  se pronunció en contra del sometimiento de la justicia al poder político, pero a su vez está apoyando la indagación sobre lo sucedido en el gobierno de Áñez".


Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?