Una provincia se adelanta y se suma al mercado global de carbono

Una provincia se adelanta y se suma al mercado global de carbono

Desde Misiones exigen una compensación millonaria por el cuidado de la selva. La provincia que concentra el 52% de la biodiversidad del país y resiste a los cultivos extendidos reclama que se compensen las prestaciones ecosistémicas. Sus recursos ya cotizan en el mercado global de carbono.

Victoria Chales

Victoria Chales

Argentina es un país con una importante biodiversidad. Sin embargo es justo decir que el 52% de la misma se concentra en la segunda provincia más pequeña en superficie del país, Misiones. Este maravilloso rincón de nuestro país contiene 1,2 millones de hectáreas protegidas por la Ley de Ordenamiento de los Bosques Nativos sancionada en 2017. Por eso, el gobernador Oscar Herrera Ahuad presentó un reclamo millonario al Estado nacional para que se los compense por el cuidado de estos recursos, a la vez que colocó estos recursos en el mercado de "captura de dióxido de carbono".

En una carta dirigida al Jefe de Gabinete, Juan Manzur, se pide una partida de 114.000 millones de pesos en el presupuesto 2022 para compensar a la provincia por la preservación de la selva misionera de la deforestación y el cultivo intensivo ya que esto supuso una pérdida importante de recursos económicos para la provincia pero unas prestaciones ecosistémicas muy relevantes para el resto de la superficie productiva argentina.

En No cantes victoria dialogamos con Patricio Lombardi, ministro de cambio climático Misiones, que brindó detalles de la situación de su provincia. "Con menos del 2% del territorio argentino, Misiones conserva el 52% de la biodiversidad de todo el país. A su vez la provincia absorbe más dióxido de carbono del que emite y eso se desprende del inventario de base del efecto invernadero nacional del año 2016". Además Misiones está trabajando en su propio inventario ya que por ley se exige que todas las jurisdicciones lo hagan.

¿Qué son los servicios ecosistémicos?

Los servicios ecosistémicos son aquellos beneficios que un ecosistema aporta a la sociedad y que mejoran la salud, la economía y la calidad de vida de las personas. La definición más empleada y aceptada es la propuesta por la ONU en la Evaluación de los Ecosistemas del Milenio (Millenium Ecosystem Assessment) en el 2005, siendo los beneficios que aportan los ecosistemas a los seres humanos para realizarse en todas sus facetas. Dichos beneficios pueden ser recibidos en forma de valores (servicio cultural), bienes (servicio de aprovisionamiento) o de servicio (servicio de regulación).

La selva misionera presta numerosos servicios ecosistémicos o ambientales al resto del país. Un ejemplo de ello es "la captura del dióxido de carbono, como el caño de escape de un auto, para limpiar el aire llevándolo a las raíces y al suelo al que le da fertilidad. Además el árbol expulsa oxígeno, fija el suelo, le da vida a las plantas y a los polinizadores que son fundamentales para nuestra alimentación". Entre lo que pocos saben está el hecho de que "70% de los medicamentos oncológicos proviene de un bosque biodiverso".

La preservación de los recursos naturales de Misiones supone muchos beneficios para todo el país, pero un altísimo costo para la provincia. Este es el planteo de base que Herrera Ahuad hace al gobierno nacional. "Es una provincia que en el 92% limita con el exterior, la mitad con Brasill, la mitad con Paraguay. Uno ve del otro lado lo que es la selva paranaense está talada o hay un verde flúor que es la soja. Seguro que allí el señor en Paraguay tiene una camioneta 4x4 y el que está del lado de Misiones está cuidando un palo rosa de 400 años y tiene un Renault 12 del 80 para cuidar la selva". Esta elocuente imagen del ministro misionero viene a ilustrar cómo "no hay compensación alguna por cuidar la selva y sus prestaciones ecosistémicas".

Misiones es hace 10 años la única provincia de Argentina que es carbono negativa. En un contexto geopolítico dónde lo que se busca es reducir al mínimo la huella de carbono global, estas cifras tienen un valor en sí mismo. "Actualmente en el mundo se paga un cánon anual a aquellos territorios que producen captura de dióxido de carbono". Concretamente lo que sucede es que una empresa para producir paga "115 dólares la tonelada de dióxido de carbono emitido. En cambio la captura de dióxido de carbono se paga 15 dólares, entonces hay un margen muy grande entre quien tiene el monte, la selva o lo verde que hace el proceso de fotosíntesis de capturar dióxido de carbono y el emisor. Entonces el emisor prefiere pagar la multa o irse a un país del tercer mundo y comprar barato. Esto es un mercado que las Naciones Unidas (ONU) está diciendo que hay que regularlo y que es el mercado del carbono".

El gobernador Oscar Herrera Ahuad firmó un acuerdo con una compañía suiza que se llama Mercuria para que "coloquen los certificados de emisión responsable,en el mercado voluntario de captura de dióxido de carbono". Esto mismo podría hacer cada una de las provincias, sin necesidad de autorización alguna, ya que cualquier espacio verde que tenga la capacidad de realizar fotosíntesis y por tanto capturar dióxido de carbono puede participar de ese mercado. La dificultad que encuentra Lombardi es que muchas provincias que antes tenían selvas, hoy ya la perdieron. "En la Argentina hay un nivel de deforestación altísima que por ahí no se ven en Misiones pero sí entre los territorios vecinos, tanto extranjeros como propios".

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?