¿Por qué las aerolíneas no llevan paracaídas para cada pasajero?

¿Por qué las aerolíneas no llevan paracaídas para cada pasajero?

Hasta el momento el cinturón de seguridad, reclinar el asiento, la mascarilla de oxígeno, tobogán y salvavidas debajo de la butaca, son los elementos para usar en caso de de emergencias.

MDZ Trip

Viajar en avión es la manera más segura de trasladarse que existe. Ahora bien, en caso de que la aeronave presente alguna falla esta condición cambiaria drásticamente. Muchos deben pensar ante situaciones extremas: ¿no sería mejor que las aerolíneas contaran con paracaídas para cada pasajero?.

Hasta el momento el cinturón de seguridad, reclinar el asiento, la mascarilla de oxígeno, tobogán y salvavidas debajo de la butaca, son los elementos para usar en caso de de emergencias. La opción del paracaídas en los vuelos comerciales no es viable o es prácticamente imposible, las razones son muchas.

¿Por qué los vuelos comerciales no tienen paracaídas para los pasajeros?

En primer lugar, el tiempo. En un vuelo razonablemente estable la maniobra para salir tomaría varios minutos. Phil Edwards, miembro de la Asociación Británica de Paracaidismo, explicó: "Dado que se tarda varios minutos en ponerse un paracaídas, los pasajeros tendrían que llevar uno durante todo el vuelo, algo incómodo y poco práctico, sobretodo para los viajes de larga distancia".

Otra de las razones es la dificultad que conlleva lanzarse en paracaídas. La correcta ejecución de la técnica precisa enfrentar el viento, mantener la postura, alejarse de los compañeros y aterrizar con seguridad son tareas que requieren un entrenamiento que los viajeros no tienen. 

paracaídas vuelos avión
Foto: Pixabay

Es necesario saber cómo colocar adecuadamente el arnés, tener conocimiento de en qué momento abrir el artefacto, cuándo saltar y por dónde; hay que sumar la rapidez y guardar la calma. Para lograr todo esto se necesitarían horas de capacitación y estar totalmente consciente de que, si se tarda un segundo más, no podría salir o, que si se genera un caos, difícilmente lograría salvarse alguien. 

El salto más sencillo y básico, aquel que se hace como entretenimiento, con un instructor requiere media hora de entrenamiento y los que se animan a saltar solos precisan al menos de 5 horas de entrenamiento previo.

paracaídas avión vuelo
Foto: Pixabay

Otro punto por el cual no es factible llevar paracaídas en los vuelos comerciales es el volumen y peso que tiene cada uno de los artefactos. Llevar uno para cada pasajero aumentaría el peso del avión. Además se necesitaría un equipo con un tanque de oxígeno, máscara y regulador, el traje de vuelo, el casco y el altímetro apenas para manejar el aire fino. Todo ello influiría en el costo de los pasajes, serían mucho más caros.

Sumado a esto, hay que tener en cuenta que los aviones comerciales no están diseñados para saltar en paracaídas. Se tendrían que rediseñar los modelos con una salida especial. Si se salta de las puertas laterales o las escotillas de emergencia, esto sería muy peligros porque los pasajeros podrían golpearse con el ala o la cola; quizás, se necesitaría una rampa en la parte trasera de la cabina.

El siguiente punto a tener en cuenta es el clima. Por lo general los vuelos que presentan complicaciones es por razones meteorológicas, como fuertes vientos. Este factor sería un gran riesgo si los pasajeros se arrojaran desde los aviones con paracaídas.

paracaídas avión vuelo
Foto: Freepik

Los factores claves que impiden que se usen paracaídas en caso de emergencia en este tipo de vuelos son la velocidad y altura de la aeronave. Un avión de pasajeros viaja a una altura de entre 10 mil y 12 mil metros y a una velocidad no menor a 800 kilómetros por hora, que puede aumentar dependiendo del modelo y su resistencia al aire.

En comparación, un avión de menor tamaño, usado para practicar paracaidismo, viaja a una velocidad no mayor a 180 km/h y a una altura que no rebasa los 4 mil metros. A más altura y velocidad, se hace más difícil respirar y hay riesgo de hipoxia (falta de oxígeno). Por ello, aquellos que hacen paracaidismo a más de 4 mil metros de altura deben usar máscaras de oxígeno.

Por todas estas razones lanzarse en paracaídas en vuelos comerciales no es una opción que pueda llevarse a cabo.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?