Miriam Lanzoni reapareció en televisión tras ser ferozmente atacada por su gato

Miriam Lanzoni reapareció en televisión tras ser ferozmente atacada por su gato

La actriz dio detalles del terrible momento que le tocó atravesar con su mascota. "Me pasó a un milímetro de la córnea. Pensé que perdía el ojo", reconoció sobre las heridas que le causaron los arañazos del felino.

MDZ Show

MDZ Show

Hace algunos días en LAM (América), Estefi Berardi contó que Miriam Lanzoni fue ferozmente atacada por su gato. La mascota le arañó el rostro y un ojo a la actriz, que llegó muy ensangrentada a una clínica donde fue atendida de urgencia.

Este jueves, Lanzoni estuvo como invitada en el programa que conduce Ángel de Brito y ahí se refirió al terrible episodio que atravesó con su gato. "Yo tengo un gatito hace tres años que lo adoptamos, y habíamos adoptado otra gata y se puso con una actitud rara, muy violento. Mi gato no es así, es súper dulce. De hecho, jamás en la vida sacó garritas ni nada", anticipó la artista.

Luego Miriam Lanzoni detalló: "Adoptamos otra gata que si se adaptaba iba a quedar en casa y se puso muy celoso". Entonces contó que al besar a su gato, después de haber estado con la mascota que estaba en tránsito, el felino enfureció y la atacó.

"En un momento siento la pata de él adentro de mi ojo, y sentí en la cara un ardor enorme. Tuve un atisbo de lucidez de no moverme, y a mi novio le digo: 'No te muevas'", contó Lanzoni sobre el impactante momento que atravesó.

La actriz optó por pedirle a su gato que la suelte, mientras veía cómo caían gotas de sangre. Cuando la mascota finalmente la soltó, ella corrió al baño. "En ese momento no veía, me sangraba. De un ojo no veía nada, por lo cual me llevé un susto muy grande", contó alarmada.

"Me pasó a un milímetro de la córnea. Pensé que perdía el ojo", reconoció Miriam Lanzoni sobre la tremenda herida que tenía en uno de sus ojos producto de los arañazos del gato. En la guardia, la revisaron y la trataron con antibióticos.

Finalmente, la entrevistada expresó: "Yo la verdad que me asusté muchísimo. Yo laburo con mi cara. Tenía una cicatriz muy fea y llamé a una señora que es una sanadora y me hizo una curación a distancia. Yo creo en esas cosas. A los dos días se me cerró (la herida), me mejoró mucho. Estoy con antibióticos y gotas todavía. La gata la tuve que reubicar".

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?