El notable cambio de Gisela Berger, la novia de Daniel Scioli y madre de su hija

El notable cambio de Gisela Berger, la novia de Daniel Scioli y madre de su hija

La pareja del ministro de Desarrollo Productivo exhibe una modificación de su aspecto.

MDZ Show

MDZ Show

Daniel Scioli y Gisela Berger componen una pareja peculiar por diversos factores, con un abanico que transita desde el bajo perfil hasta la diferencia de edad y el origen de ese amor. El tronco de toda la trama se centra en la escasa exposición de actividades en conjunto.

El político sintió el flechazo hace muchos años, de hecho no está del todo claro el momento exacto del enamoramiento, pero se estima que tras perder el ballotage de las elecciones presidenciales en 2015, donde se exhibió en compañía de su ex esposa Karina Rabolini.

En 2017, Daniel y Gisela, que hoy tiene 34 años, se convirtieron en padres de Francesca, que llegó a este universo para solidificar la relación amorosa. En ese momento, la blonda declaró: “Siempre digo que me encantaría tener una familia numerosa; si pudiera, tendría cinco hijos, pero por ahora sólo tengo como prioridad disfrutar de Francesca, porque sé que cada etapa es única”.

Gisela en 2014

Lo cierto es que la ex bailarina de ShowMatch ha optado por cultivar una visibilidad liviana, y no suele mostrarse en todos los eventos públicos a los que asiste Scioli. Al contrario, Gisela procura alimentar sus redes sociales con sus labores de promociones de marcas.

En ese sentido, Berger inunda su perfil de Instagram con imágenes y videos de la actividad física tozuda y constante a la que se somete durante todos los días. En ese ámbito permite dilucidar la pasión por moldear su apariencia y así se denotan fácilmente los cambios.

Más allá que siempre disfrutó de una belleza natural, la intensidad del entrenamiento ha marcado resultados notorios, que se detectan a simple vista. Gisela ratifica que ha emprendido una optimización o un camino hacia cierto formato de su musculatura.

Berger en el bautismo de su hija en 2018

De hecho, la pareja de Scioli se transformó en una especie de influencer del trabajo físico, por eso comparte rutinas, diferentes tips para fomentar el entrenamiento, de toda índole, ya sea con el running, como con pesas o incluso por su gusto por el tenis.

A pesar de los rumores de separación que pulularon a fines de 2019, y de la ausencia de declaraciones de ambos, se prevé que continúan juntos y con el motor de criar a su pequeña de cuatro años.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?