Tensión al aire: Iván De Pineda sufrió un aterrizaje de emergencia en Entre Ríos

Tensión al aire: Iván De Pineda sufrió un aterrizaje de emergencia en Entre Ríos

El conductor se encontraba filmando imágenes para su programa "Un pequeño gran viaje" cuando la aeronave sufrió un percance técnico.

MDZ Show

MDZ Show

Un avión anfibio que transportaba a Iván de Pineda tuvo que aterrizar de emergencia en Entre Ríos. El conductor estuvo en la provincia durante el fin de semana como parte de su programa televisivo Un pequeño gran viaje.

El conductor y su equipo de producción subieron a una aeronave, con el objetivo de filmar las bondades naturales de Concepción del Uruguay. El propósito era "grabar imágenes, teniendo en cuentas las condiciones beneficiosas de la jornada: un cielo y atmósfera diáfanos, con muy buena luminosidad y temperatura, especiales para acuatizar y maniobrar la nave", contaron testigos del episodio.

Así fue que los anfitriones guiaron a De Pineda y a sus colaboradores hasta un avión, para iniciar el viaje. Sin embargo, la avioneta sufrió un percance técnico a la altura de una playa de Liebig, en cercanías de la zona. Según reportaron medios en el lugar, el piloto intentó acuatizar y las cosas no salieron bien.

Por fortuna, el incidente no pasó a mayores, aunque sí se conoció después que se trató de un gran susto.

El hidroavión que debió acuatizar de emergencia. Foto: eldiaonline.com

"Luego de hacer todo el trabajo fílmico, se retornó a la base que tiene la empresa encargada de hacer estos viajes en el aeródromo local, para finalizar el vuelo. Para concretarlo, debía bajar el tren de aterrizaje. El vuelo no estaba comprometido, por eso se podía sobrevolar la zona sin inconvenientes y con el tiempo necesario, lo que no se podía lograr era el aterrizaje", declaró Lisandro Núñez, el piloto a cargo del vuelo, a LT 11 Radio General Francisco Ramírez, declaraciones que posteriormente fueron reproducidas por el sitio digital La Pirámide.

"Nos declaramos en emergencia vía radial con el aeródromo y simultáneamente con Prefectura Naval, a quienes informamos que nos dirigiríamos a Liebig para acuatizar y no comprometer la configuración del avión, porque no necesitábamos las ruedas, entonces podíamos hacerlo normalmente", finalizó el piloto.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?