La desoladora carta de Florencia de la V a su padre: "Fuiste un soldado fiel a un sistema opresor"

La desoladora carta de Florencia de la V a su padre: "Fuiste un soldado fiel a un sistema opresor"

La actriz compartió un escrito para su progenitor en su día y recordó uno de los episodios más duros que tuvo que enfrentar en su vida.

MDZ Show

MDZ Show

Florencia de la V decidió compartir en las últimas horas una desoladora carta que le escribió a su padre en su día. Allí, la actriz relató uno de los momentos más duros que le tocó vivir. "Al principio de mi transición, las fiestas familiares eran difíciles. No es lo mismo ser un gay o una marica ultraajustada que una travesti hecha y derecha. Entonces la cosa es diferente", comenzó diciendo.

"A pesar de que éramos humildes, el qué dirán y la opinión de los vecinos siempre tuvieron para vos mucho peso. En nuestra familia, quizá a causa de su credo católico, la culpa estaba a la orden del día", señaló en el texto que publicó en Página 12 y en su cuenta de Instagram.

La actriz recordó el último Día del Padre que "celebraron" juntos. "Yo ya era Florencia, no vivía más en casa, hacía muchos meses que no pasaba. La fecha era la excusa perfecta para volver. Te compré un par de zapatillas con una platita que tenía ahorrada. Esa vez no me maquillé; me puse unos jeans discretos, ya que no quería llamar la atención", redactó.

Florencia de la V

Y continuó: "Cuando te entregué el regalo, noté tu cara de sorpresa, pero no sospeché nada. No sé si fueron los nervios o qué, pero nada me preparó para lo que iba a pasar. Te acercaste a mí mientras la gente pasaba con fuentes y manteles. Recuerdo que no me miraste a la cara, pude oír tu voz quebrada, pidiéndome que me fuera porque te daba vergüenza".

"¡Qué van a decir los vecinos! Me fui llorando como nunca en mi vida lo había hecho, como quien pierde a un ser querido. Apretando fuerte mi pecho, como si quisiera juntar los pedazos de mi corazón roto. Ese día del padre yo perdí al mío", agregó.

También hizo mención a lo que ocurría cuando iba al jardín y sus maestras se enojaban porque le gustaba vestirse de princesa. “Apretabas fuerte mi mano y me decías que no lo volviera hacer nunca más. Con el paso del tiempo, todo fue empeorando; ya me costaba encontrar esa mirada tierna. Me observabas con el ceño fruncido, y comencé a tenerle miedo, mucho miedo", expresó.

Flor de la V es una militante por los derechos trans

Finalmente, cerró: Fuiste un soldado fiel a un sistema político, cultural, opresor que te quitó una de las experiencias más maravillosos de la vida: la posibilidad de cuidar, proteger y contener lo más preciado para cualquier padre, un hijx. Pese a todo, siempre vuelvo a vos: ¡Feliz día, papá!”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?