No miren arriba: Netflix y una apuesta multiestelar que queda a mitad de camino

No miren arriba: Netflix y una apuesta multiestelar que queda a mitad de camino

Con un elenco insuperable, el gigante del streaming apunta al Oscar con un divertimento sobre la destructiva locura que reina en el mundo. Si bien esta tragicomedia se deja ver con ligereza, no logra definir plenamente su tono y diluye su potencial en pos de convencer a los votantes de la Academia.

Laureano Manson

Laureano Manson

lmanson@mdzol.com

En su insistente búsqueda por captar la aprobación de los jurados de la Academia, Netflix vuelve a ponerse en carrera por el Oscar con una gran producción repleta de estrellas y temas de "agenda". Si en ediciones anteriores de los premios más famosos de Hollywood, apuestas del gigante del streaming como Roma y El irlandés no lograron conquistar la estatuilla a mejor película, esta vez el mayor emporio del entretenimiento se sube al caballito de la denuncia de los males del mundo contemporáneo para así ganarse el favor de los votantes y dar finalmente en el blanco.

A favor del nuevo film de Andy MacKay (La gran estafa, El vicepresidente) hay que reconocer que logra sortear con gracia la tentación de la solemnidad. Sin embargo, esta tragicomedia con aires de sátira no logra hacer pie a lo largo de sus más de dos horas de metraje en un tono definido. El punto de partida pone en el centro de la escena a una estudiante de Astronomía y su profesor, interpretados con oficio e intensidad por Jennifer Lawrence y Leonadro DiCapiro. La dupla advierte que un meteorito de grandes proporciones se aproxima a la tierra y su impacto significará la destrucción total del planeta. Faltando solamente seis meses y catorce días para que se produzca el catastrófico evento, docente y alumna se embarcan en la misión de alertar a la humanidad sobre su inminente extinción.

Jonah Hill, Leonardo DiCaprio, Meryl Streep y Jennifer Lawrence en "No miren arriba".

Si bien la película tiene ritmo sostenido y una premisa seductora a tono de estos tiempos con aire de apocalipsis que estamos transitando, da la sensación de que MacKay no logra darle rienda suelta al humor absurdo que late por debajo de su propuesta. De hecho, como perlitas en los largos créditos de cierre de No miren arriba, irrumpen un par de escenas hilarantes en las que finalmente estalla esa comicidad fresca y desinhibida que estuvo contenida a lo largo del relato. El tono de esas instancias demuestra a todas luces la película que pudo ser y no fue, una coda desfachatada que potencia la mirada sarcástica del destino de este mundo completamente demente.

Así y todo, Andy MacKay se las ingenia para construir un divertimento eficaz con filosos dardos al ascenso de los más grotescos gobiernos de derecha que han estado asomando en esta era. El punto más interesante de su planteo consiste en el hecho de que en un presente inundado de medios y redes, lo más difícil sea comunicar un hecho de gran relevancia como el mismísimo final de la humanidad. Mientras el astrónomo y su alumna está desesperados por el destino del planeta, la presidenta de los Estados Unidos (Meryl Streep) se muestra más preocupada por su posicionamiento en las próximas elecciones, a la vez que un poderoso hombre de la ciencia y las comunicaciones (Mark Rylance) busca sacar tajada de la catástrofe; y una despiadada conductora de televisión (Cate Blanchett) juega a seducir al personaje de DiCaprio sólo mientras le dure el estatus de personaje del momento.

Además, en roles secundarios también tienen sus momentos de brillo figuras como Ariana Grande, Jonah Hill, Timothée Chalamet, Rob Morgan y Tyler Perry. No miren arriba es sin dudas el divertimento con el elenco más estelar del año. Un film que vale como mirada a este presente en el que la dramática situación del mundo se aturde entre memes, teorías conspiranoicas y el afán de ser trendic topic. El film no de Andy MacKay no defrauda y se deja ver con ligereza, pero en varios momentos pierde fuerza al diluir su carga en los condimentos predilectos del paladar de los integrantes de la Academia. Habrá que ver si resignar esa potencia corrosiva le alcanza para llevarse el anhelado galardón.

Don' look up / Estados Unidos / 2021 / 145 minutos / Guion y dirección: Andy MacKay / Con: Leonardo DiCaprio, Jennifer Lawrence, Meryl Streep, Mark Rylance, Jonah Hill, Cathe Blanchett, Timothée Chalamet.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?