Cómo es la nueva casa de Abel Pintos en el Chaco: todas las fotos

Cómo es la nueva casa de Abel Pintos en el Chaco: todas las fotos

Desde sus redes sociales, el cantante deja espiar cómo es el lugar donde vive junto a Mora Calabrese, su esposa.

MDZ Show

MDZ Show

Abel Pintos se casó con Mora Calabrese hace muy poco tiempo, en plena pandemia. Y, ahora, el muchacho está más libre: lejos de esconderse, el cantante utiliza sus redes sociales para estar más cerca de sus fans y ese hueco sirvió para mostrar cómo es su casa en Resistencia, Chaco, a donde se mudó poco después del nacimiento de Agustín, su hijo.

“Lo que sucedió es que vivíamos en Pilar, al norte de la Provincia de Buenos Aires, y estábamos lejos de las dos familias, no teníamos a nadie. No teníamos a nadie realmente cerca. Yo quería que ella también tuviera otro tipo de contención, amigas, familia, con Guillermina, la hija de Mora. Ahí me di cuenta que me sentaba muy bien estar en esa ciudad chaqueña”, dijo en una nota hace un tiempo.

Hoy, Abel y Mora están de lo más felices en el norte de la Argentina. Allí también está Guillermina, la hija del primer matrimonio de la esposa de Pintos. “Me fui bien de Buenos Aires y me adapté rápidamente a la acá y no la cambio por nada. Me di cuenta de que me sentaba muy bien estar en esa ciudad. Y enseguida sentí a Resistencia como un hogar para mí y voy armando mis pequeñas rutinas”, agregó en la nota.

La familia ensamblada vive en un coqueto barrio de Resistencia, y la casa es de lo más linda por lo que se puede ver en las fotos. Es moderna, amplia, con mucha luz y cuadros de los mejores artistas del país (su amigo Milo Locket es uno de ellos, y sirve para ilustrar esta nota)

En el Chaco, Pintos encontró otro placer al que ya tenía: era una fan del running (se lo pudo ver algunas veces con María Carámbula, su ex, corriendo por Palermo) y ahora se prendió con el golf. “Al club a veces lo lleva a Agustín. El todo lo quiere cuando está en el Chaco es pasar tiempo con el enano”, cuentan.

Los “especialistas” (sólo en estas cosas, porque en otras dejan mucho que desear) describen la propiedad como “un verdadero hogar. La cocina tiene pisos de porcelanato, mesada de granito y alacenas en color negro. En algunos partes no hay puertas, lo que le da un toque actual con esta nueva corriente de dejar los objetos a la vista”.

La cocina tiene una mezcla de claros y oscuros con un gran horno, que el bueno de Abel utiliza para hacer los placeres que le pide su esposa. La heladera y algunas partes de la pared se puede observar fotos en estilo polaroid de los cuatro integrantes de la casa.

Por supuesto, Pintos y su esposa tienen ayuda. “Es muy grande. Y todos trabajan. Hay que mantenerla. Por eso trabaja una señora con ellos”, cuentan, al mismo tiempo que informan que Mora es una fana de las flores y es por eso que una vez por semana le mandar para tener la deco bien al día. ¡Qué hermoso todo!

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?