Cómo hacer tu propio botox para labios: casero, natural y barato

Cómo hacer tu propio botox para labios: casero, natural y barato

Conoce un método simple para tener labios voluminosos que no trae complicaciones y se prepara en casa. Hablamos de un botox casero en forma de bálsamo.

MDZ Femme

MDZ Femme

Tener más volumen en los labios sin pasar por el quirófano ni someterse a inyecciones de botox ¡es posible! Es cierto que existen trucos de maquillaje muy efectivos para lograr visualmente una boca más gruesa, pero mejor aún son algunos productos caseros que fácilmente podemos preparar en casa y disfrutar de este efecto sin recurrir a métodos dolorosos o costosos. 

Existen varios métodos para conseguir de modo casero labios más carnosos: utilizar mentol, masajear con hielo, pimienta cayena o frotarlos exfoliándolos antes del momento de salir. Pero el efecto es momentáneo. 

Por eso, un bálsamo con efecto “botox“ será un recurso que podamos usar a diario, por lo cual tendrá un resultado más duradero y permanente.

Botox para labios casero y natural: cómo prepararlo

Para comenzar hay que señalar que la costumbre de exfoliar los labios es un excelente hábito. Estimula la circulación sanguínea y remueve células muertas, al igual que en el resto del rostro pero seguramente al hacerlo en la cara evitaste los labios ¿Cierto? 

Lo importante es que hay que hacerlo con productos específicos para labios o productos naturales como el azúcar y la miel mezclada con unas gotitas de aceite de coco o manteca de karité. La piel de los labios es aún más fina y delicada. 

También es importante mantener la zona hidratada. Ya sea con productos específicos o aceite de almendras, aceite de coco, aceite de rosa mosqueta, aceite de oliva o aceite de cacao. 

Asimismo es importante hidratar por dentro bebiendo al menos dos litros de agua pura por día. Ahora sí, vamos con los pasos para lograr ese bálsamo de labios que los hará ver más besables que nunca.

El efecto carnoso es posible sin microinyecciones y con simples trucos caseros. 

Luego de exfoliar e hidratar, coloca en tu brillo labial algunas gotas de aceite de canela. Y ¡listo el bálsamo con efecto botox!, ¿no es genial?

Un equivalente es mojar un cepillo de dientes y mezclar en partes iguales azúcar y canela. Esto aumenta la irrigación sanguínea y por ello se sentirá un cosquilleo. No hay que exagerar ni enrojecer la zona.

La idea es preparar un bálsamo casero que sea un pequeño estímulo para lograr labios con más volumen. Si se hace diariamente luego de la exfoliación e hidratación adecuada los resultados serán duraderos. 

La ventaja de conseguir el aceite de canela es que se lo aplica directamente y luego de la exfoliación. En el caso de aplicarlo con azúcar, la exfoliación es doble y por ello es necesario ir controlando los resultados.

Cada mujer tiene una fisionomía y la forma de los labios suele estar equilibrada con el resto de los rasgos. Por eso, un truco de belleza es eso y se puede disfrutar pero siempre conviene respetar las singularidades de cada una, no todas deben tener la boca igual de carnosa ¿No crees?

Adelante con el bálsamo de aceite de canela o canela y azúcar y recuerda que ante cualquier duda es buena la consulta con tu profesional de confianza.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?