Existen diferentes tipos de hambre, detectar cuál sientes te ayuda a adelgazar

Existen diferentes tipos de hambre, detectar cuál sientes te ayuda a adelgazar

El doctor Cristian Lecussan, médico especialista en obesidad y miembro de la institución Bionut Obesidad, nos explicó cuáles son los diferentes tipos de hambre que podemos sentir, cómo identificarlos y qué hacer frente a ellos.

Ana Saldaña

Ana Saldaña

El doctor Cristian Lecussan, médico especialista en obesidad y miembro de la institución Bionut Obesidad, habló sobre alimentación saludable, el hambre fisiológico y el emocional y cómo evitar ganar peso o recuperar uno saludable. En esta nota, los detalles.

En primer lugar, Lecussan explicó que el acto de comer es muy complejo, "donde se conjugan carga genética, emociones, hábitos culturales, nivel socioeconómico, etc". Por eso dijo que es de gran importancia apuntar a una alimentación consciente y recomendó que cuando nos sentemos frente al plato convirtamos el acto de comer en un momento placentero, de disfrute, consciente en cuanto a las porciones y al momento de alimentarnos.

Ese momento, dice el especialista "no debe ser un escape o una canalización de alguna emoción a través de picoteo o atracones que, posteriormente, nos llevarán al sentimiento de culpa y frustración".

Los tipos de hambre y cómo identificarlos

"Existen distintos tipos de hambre: uno fisiológico, que aparece posterior a 3 o 4 horas de la última ingesta, y otro es el hambre emocional, sumamente ligado a la ansiedad y al estrés", detalló el médico. En este último, siempre según el especialista, canalizamos esa ansiedad a través de las comidas.

"Otra conducta alimentaria que influye es a través del hambre hedónico, llamado así al hecho de comer cuando uno se encuentra expuesto a alimentos, lo que lleva a que uno ingiera sin tener necesidad. Tanto este tipo de hambre como el emocional son dos de los principales mecanismos de aumento de peso", dijo el médico.

EL miembro de Bionut Obesidad explicó que cuando hablamos de alimentación saludable nos referimos a aquella que es suficiente, completa, equilibrada y adaptada al entorno y a la cultura del paciente. Debe ser variada, rica en verduras,  frutas y legumbres, (aportando fibras, minerales, vitaminas), proteínas (carnes huevos, frutos secos), productos lácteos, preferentemente bajos en grasas y, reducir los alimentos ultraprocesados y comidas rápidas. Todo esto combinado con una buena hidratación.

En relación a esto Lecussan dijo: "Toda esa combinación tiene como objetivo incorporar macro y micronutrientes de gran importancia para mantener un peso saludable y un sistema inmune fortalecido".

La ganancia de peso no deja de ser juego entre las calorías que ingerimos y las que gastamos. La actividad física incrementa ese gasto y es el paso fundamental para mantener un peso saludable. Además, está demostrado que realizar ejercicio estimula mecanismos químicos y hormonales para que nuestro cuerpo active el metabolismo y de señal a nuestro organismo para no acumular tejido adiposo y, por ende, no aumentar de peso.

El médico enfatizó en que toda situación de estrés, ya sea físico o emocional, repercute directamente en el aumento de peso. Tanto a través de las emociones, canalizando a través de la ingesta de las comidas como en el mal descanso nocturno, el no respetar nuestros horarios de las comidas y el sedentarismo. "Todo esto lleva a activar mecanismos hormonales que hacen que nuestro organismo acumule tejido graso".

El doctor Cristian Lecussan, médico especialista en obesidad y miembro de la institución Bionut Obesidad. Número de Matrícula: 131102. Puedes seguir a la institución a través de su Instagram haciendo clic acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?