Hizo cumbre en el Himalaya y a horas del descenso habla con MDZ de su experiencia

Hizo cumbre en el Himalaya y a horas del descenso habla con MDZ de su experiencia

Laura Horta empezó a escalar casi por casualidad. Y así, casi sin darse cuenta, se propuso hacer cumbre en el Manaslu, uno de los picos más desafiantes. Sólo unos pocos logran esa meta. "La adrenalina va a durar mucho tiempo", dice a horas del descenso, tan costoso y desafiante como la subida.

Florencia Rodríguez Petersen

Florencia Rodríguez Petersen

fpetersen@mdzol.com

"Buenas noches acá, desde Katmandú", dice Laura Horta (53) que acaba de sumar una gran meta a su vida. Madre, ama de casa, docente y decana de la Facultad de Educación de la Universidad Maza, hace años ya se convirtió en andinista y ahora ostenta un nuevo logro: es una de las (muy) pocas personas que lograron hacer cumbre en el Manaslu, también conocido como "montaña de los espíritus" y uno de los picos más desafiantes para cualquier escalador.

"Hoy leía una nota que decía que menos del 10% de todos los permisos que hubo para el Manaslu, algo más de 400, han logrado la cumbre. Eso hace que todavía no me de cuenta del logro", dice todavía recuperándose de una aventura que puso en jaque todo su ser. Laura Horta plantó bandera en la cumbre, a 8.163MSNM este jueves a la mañana. Y enseguida comenzó el descenso, tan demandante a nivel físico y mental como la subida.

Cautelosa, celebró la cumbre y confió para el descenso en los dos sherpas -con mucha experiencia en picos por encima de los 8.000MSNM que la acompañaban. Ya de regreso en Katmandú envió el mensaje que todos esperaban: el descenso había sido exitoso. "Estoy tratando de procesar todo lo hecho, lo logrado, lo pasado, lo vivido, lo superado, lo resistido. Todo. Es demasiado extender los límites de uno mismo y cuesta procesarlo", dice con una voz que denota alegría, cansancio, ansiedad, felicidad y tantas otras emociones. 

MDZ decidió acompañar a Laura Horta en su desafío con la fuerte convicción de que hay que apoyar y acompañar los grandes desafíos. Esos que son un logro desde el primer paso. Y más aun por la afinidad con su causa: es una mendocina esforzándose por llegar más alto. En MDZ sabemos de que se trata esa lucha, el esfuerzo que conllevan y la importancia de encararlas en equipo. 

El jueves 29 de septiembre, justo antes del mediodía, la mendocina Laura Horta hizo cumbre en el Manaslu. 

"Tengo energía por mucho tiempo más. Todavía estoy procesando lo vivido", contesta desde Katmandú. Allí mismo se dispone a participar en una entrevista en vivo con MDZ, quien desde el minuto cero decidió acompañar su camino hacia la cima. "Las endorfinas van a durar para toda la vida", afirma sonriente. "Me emociona ver cómo alguien con una convicción de algo, sea lo que sea, y asume el desafío, desaparecen los límites. Y cuando uno reconoce ese límite en una misma, no hay límites. No hay límites para valorarte, para animarte, para descubrirte, quererte. Realmente también me emociona". 

A las 16 hora argentina Laura Horta hablará en vivo con MDZ para compartir su experiencia. Qué la animó a enfrentar un desafío tan grande como el Manaslu, cómo se preparó física y mentalmente para la subida y qué emociones la acompañaron a lo largo de esta travesía que seguramente, como ella misma aclara, será un hito en su vida.

Te invitamos a sumarte a la charla con Laura Horta, a las 16 en nuestro Instagram

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?