¿Sirve realmente la hipnosis cómo terapia alternativa?

¿Sirve realmente la hipnosis cómo terapia alternativa?

Desde MDZ Femme hablamos con Marianela Tapia, especialista en más de quince tipos de terapias alternativas, charlamos con ella para consultarle acerca de los beneficios de la las sesiones de hipnosis.

Paloma Marchionni

Distintas circunstancias y experiencias de la vida llevaron a Marianela Tapia (34) a dedicarse y aprender sobre las distintas terapias alternativas como forma de entender y sanar muchas cosas. Hace más de 8 años que se forma en técnicas terapéuticas como biodescodifación, reiki, flores de Bach, psicosomática clínica, transegeneracional, péndulo hebreo y, el caso que aquí nos importa, la hipnosis. 

La terapeuta explica que la hipnosis o hipnoterapia es un estado alterado de la consciencia inducido por un hipnólogo o hipnoterapeuta, en el que se produce un adormecimiento de la mente consciente. La paciente no se duerme, sino que entra en un estado de trance con la mente inconsciente abierta, sin filtros. La guía se conecta con la mente de la paciente mediante el magnetismo.

Marianela es la fundadora de Unalome, un consultorio especializado en terapias alternativas.

En esta terapia alternativa el nivel de concentración de la persona se eleva muchísimo. Al llevar el inconsciente al consciente, la persona se encuentra en un estado de hiperconciencia. Es decir, que es totalmente consciente, mucho más consciente que en un estado normal de vigilia, ya que está en un estado de concentración absoluta.

“La persona, en este estado de concentración profunda, sabe perfectamente qué es lo que está sucediendo, escucha absolutamente todo lo que el terapeuta le dice”, explica Tapia

La hipnosis no es un don, sino que es un método, mediante el cual podrán sanar a una persona en ese estado de trance. La terapeuta nos cuenta que se puede intervenir en el cerebro de la paciente modificando traumas o enfermedades rápidamente, se puede tratar cualquier malestar tanto físico como emocional que la persona experimente.

Antes de iniciar la sesión, se le debe explicar a la paciente todo lo que todo lo que se va a producir dentro del proceso de la hipnosis. Marianela explica que el hipnoterapeuta no tiene poderes sobrenaturales, sino que se trata de técnicas que se aprenden mediante la práctica continua y el entrenamiento. Las sesiones duran aproximadamente una hora y media, no más de eso.

Las distintas terapias alternativas nos ofrecen diversas técnicas para afrontar nuestros problemas. Foto: Shutterstock.

Nuestra mente no consciente es un niño ingenuo y obediente que se cree absolutamente todo, que no entiende nada de lógica, que no diferencia entre lo que es real y lo que es simbólico. Marianela nos cuenta que, de esta manera, una vez que la persona está en trance y estamos en contacto con su inconsciente, podemos lograr cambios de conducta y sanaciones muy profundas.

La especialista explica que no todas las personas son hipnotizables. Las personas más inteligentes, emocionales y sensibles son las más hipnotizables, pues tienen mucha capacidad para conectarse; entonces, se pueden utilizar trances radicales o rápidos. Hay otras que son muy rígidas mentalmente, controladoras, resistentes a conectarse con la sensibilidad y no son muy fáciles para hipnotizar, por lo que con estas personas probablemente será mejor utilizar otras terapias alternativas.

Para concluir, Marianela agrega que no todas las personas son para cualquier tipo terapia. La especialista nos cuenta que en su consultorio en la primera sesión hace un diagnóstico para conocer la razón de los problemas que aquejan al paciente, a fin de que est eentienda qué es lo que se debe trabajar y cuál la terapia es ideal para sus necesidades y particularidades. Cada persona es distinta para sanar y también lo es la forma de ejecución de esa sanación. 

Si estás interesada en más información, te dejamos su cuenta de Instagram: Unalome by Marianela Tapia

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?