Presenta AXION Energy
Los Renault Logan, Sandero y Stepway nacionales, ahora con ESP

Los Renault Logan, Sandero y Stepway nacionales, ahora con ESP

Logan, Sandero y Stepway, que se fabrican en Santa Isabel, ahora ofrecen control de estabilidad de serie, un requisito legal que comenzó a regir el 1 de enero en Argentina para todos los autos 0Km.

MDZ Autos

MDZ Autos

Renault Argentina anunció una actualización y comercialización de sus tres best seller en el mercado nacional, que además se producen en la histórica planta Santa Isabel de la marca, en la provincia de Córdoba.

Hablamos del sedán Logan, del hatchback Sandero y la versión aventurera de éste, el Stepway para el segmento B (chico) de Renault en Argentina. Los tres modelos ahora incorporan control de estabilidad (ESP) de serie.

No hay novedades mecánicas en esta actualización que es sólo de seguridad, pero muy importante porque los hace muchísimo mas seguros que los modelos sin ESP. Los tres mantienen el conocido motor naftero HR16 1.6 16v SCe de 115 cv de potencia y 156 nm de torque combinado con caja manual de cinco velocidades y tracción delantera. La opción de caja automática CVT se mantiene en los tres modelos.

Los precios: Sandero, entre 2.303.300 y 2.797.800 pesos; Stepway, entre 2.751.400 y 2.949.900 pesos; Logan, entre 2.294.800 y 2.564.800 pesos. La garantía es de tres años o 100 mil kilómetros.

Pero… qué es el ESP

Según detalla el sitio especializado español Motor.es, el control electrónico de estabilidad, también conocido como ESP, es un sistema de seguridad activa que actúa cuando se alcanza un límite de adherencia crítico. El sistema ayuda al conductor a controlar el vehículo frenando las ruedas de manera individual y ajustando la potencia del motor.

El nombre “ESP” son las siglas de Elektronisches Stabilitätsprogramm (en alemán “Programa Electrónico de Estabilidad”). El sistema fue desarrollado por Bosch y Mercedes Benz y el primer modelo en llevarlo fue el Mercedes Clase S (W140) en 1995

La mayoría de los fabricantes utilizan la misma denominación, pero derivada del inglés (Electronic Stability Program). Otras marcas tienen su propio nombre comercial para este sistema como VDC, VSC, ESC o DSC.

Este sistema electrónico de seguridad comprueba que el movimiento del volante se corresponde con la dirección real en la que se está moviendo el vehículo. Para ello utiliza diferentes sensores que miden el ángulo de dirección, la velocidad de giro de las ruedas y el ángulo de giro y aceleración transversal.

Si se produce un sobreviraje o un subviraje, por ejemplo al derrapar circulando en superficies resbaladizas o al realizar una maniobra evasiva, intervine en fracciones de segundo para actuar en los frenos del vehículo de manera selectiva en cada rueda y regular la entrega del par del motor para estabilizarlo. De esta manera se reduce el deslizamiento y se recupera la trayectoria.

Diversos estudios constatan que el ESP previene hasta 80% de los accidentes por derrape. La importancia del control electrónico de estabilidad en la seguridad es tan grande que desde el 1 de noviembre de 2014 es obligatorio que incorporen de serie este sistema todos los vehículos nuevos comercializados en la Unión Europea.

En nuestra región, desde el 1 de enero del 2021, en Argentina y Brasil, dos de los mercados más importantes de América Latina y además relevantes productores de vehículos, es obligatorio el ESP en los autos que salen a la venta.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?