Circulás siempre con poca nafta: ¡tu auto está en serio peligro!

Circulás siempre con poca nafta: ¡tu auto está en serio peligro!

Andar con la reserva de combustible debe ser una excepción, no una situación habitual, ya que el motor corre serio peligro.

MDZ Autos

MDZ Autos

Manejar con poco combustible en el tanque es una práctica más habitual de lo que parece entre la muchos conductores, más en épocas de nafta cara y bolsillos flacos.

No obstante, este hábito podría tener serias consecuencias mecánicas ya que podría originar diversas averías en el vehículo que costarán una fortuna.

Es obvio que hay ocasiones en las que es inevitable manejar con poco combustible en el vehículo. Por la lejanía de una estación de servicio, por un descuido o por cualquier otra circunstancia, sin embargo, se debe disminuir al mínimo estas situaciones pues de lo contrario podrían generarse diversas fallas en el funcionamiento del auto.

Uno de los principales y mayores riesgos es el colapso de la bomba eléctrica de nafta porque además de servir como combustible para el vehículo, el combustible también actúa como refrigerante de dicha bomba por lo que al haber poca cantidad de nafta o gasoil, este elemento se puede sobrecalentar y comenzará a succionar aire hasta colapsar. Es un problema mayúsculo ya que la reparación o sustitución de la bomba de nafta no es nada barata.

Otro de los daños más comunes que se producen en los autos por circular con niveles de combustibles bajos por mucho tiempo, es que existe la posibilidad de que los residuos sólidos del tanque de nafta suban al filtro ocasionando que se obstruyan los inyectores, por lo que el motor del auto se verá forzado al doble en su funcionamiento y esto puede derivar en otro tipo de fallas.

Asimismo, también puede tener un impacto ambiental de consideración andar muy seguido con poca nafta, ya que los niveles bajos de combustibles pueden ocasionar daños en el convertidor catalítico, el componente que transforma los gases contaminantes de la combustión en gases menos dañinos, por lo que las emisiones serían más contaminantes de lo habitual.

Además de los riesgos mecánicos, también está el factor seguridad pues uno podría quedaste varado en medio de la nada o en una zona peligrosa. Ni hablar si uno va a en viaje y por calcular mal la cantidad de kilómetros y el combustible en el tanque, se queda varado al costado de la ruta.

Por eso mejor cargar más seguido y tener siempre al menos un cuarto de tanque que andar con la reserva, situación que debe ser sólo excepcional.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?