Realeza

De traje y en el barro: las controvertidas fotos del rey Carlos III

Carlos III protagonizó una actividad oficial en solitario, sin la compañía de Camilla Parker Bowles ni ningún otro miembro de su familia. En esta nota te contamos más detalles sobre el evento.

MDZ Estilo
MDZ Estilo miércoles, 2 de agosto de 2023 · 06:08 hs
De traje y en el barro: las controvertidas fotos del rey Carlos III
El rey Carlos III está casado con Camilla Parker Bowles desde el año 2005 Foto: EFE

El rey Carlos III viajó hacia Lincolnshire para visitar la granja Poacher Cheese. Allí, el flamante monarca recorrió las instalaciones, habló con trabajadores históricos del lugar y hasta se animó a posar para una fotografía luciendo con su traje impoluto en medio de un campo con barro.

Carlos III posa en la granja Lincolnshire Poacher Cheese - Fuente: Instagram The Royal Family (/theroyalfamily)

El rey Carlos III y su visita a la granja de quesos de Lincolnshire

A sus 74 años y a meses de cumplir 75, el rey Carlos III continúa con su agenda oficial y se encuentra a pocas semanas de completar su primer año como monarca del Reino Unido.

Sus compromisos asumidos acaban de llevarlo a Lincolnshire, uno de los 47 condados de Inglaterra. Allí, el hijo de Isabel II visitó Poacher Cheese, una granja de quesos que es dirigida por la misma familia desde 1918 y que en la actualidad está bajo el mando de la cuarta generación de esta. 

El monarca vio desde cerca el proceso de molienda de los quesos y hasta visitó el sitio en que estos lácteos permanecen conservados. Asimismo, recorrió los exteriores de la granja y no temió por la integridad de su traje marrón al ver el barrial que se encontraba en la misma. 

En su vista a la granja de quesos, el rey también entabló contacto con dos históricos trabajadores del lugar. Se trata de Richard Tagg y Robert Ranshaw, quienes desempeñaron sus funciones en la finca por 25 y 47 años, respectivamente.

Carlos III: todo sobre la sesión de fotos que protagonizó en Lincolnshare

De la misma manera en que se lo pudo ver días antes, por ejemplo en el homenaje a William Shakespeare que se organizó en el Castillo de Windsor, a Carlos III se lo notó alegre y de buen humor en su visita a Lincolnshire.

Como es costumbre en cada una de las actividades oficiales que protagonizan los miembros de la Familia Real británica, las fotografías estuvieron a la orden del día y lograron registrar el buen ánimo del rey.

Famoso por su difícil temperamento, el cual estuvo en boca de todos cuando asumió el trono hace ya casi un año, Carlos III se mostró sonriente en su visita a la granja de quesos y también dejó ver su curiosidad cuando sus anfitriones le explicaron cosas.

 

Archivado en