Las usaba siempre

Las más hermosas tiaras de María de Teck que supieron ser las favoritas de Isabel II

En esta nota recordamos algunas de las joyas más impactantes de la reina María de Teck en el 70 aniversario de su fallecimiento y que su nieta Isabel II amaba usar en toda ocasión.

MDZ Estilo
MDZ Estilo jueves, 27 de abril de 2023 · 05:17 hs
Las más hermosas tiaras de María de Teck que supieron ser las favoritas de Isabel II
La reina Isabel II falleció el 8 de septiembre de 2022. Foto: Instagram @theroyalfamily
ver pantalla completa

El pasado marzo de 2023 se celebró el 70º aniversario de la muerte de la reina María de Teck, abuela de la difunta reina Isabel II, y dicho acontecimiento se convirtió en una gran oportunidad para recordar sus hermosas tiaras.

¿Quién fue la reina María de Teck?

La princesa Victoria María de Teck, un personaje emblemático de la familia real británica, nació en el palacio de Kensington en 1867, en la misma habitación donde 40 años antes había llegado al mundo la reina Victoria (su prima lejana).

En 1891, a la edad de 24 años, se comprometió con su primo segundo, el príncipe Alberto, hijo mayor del entonces príncipe de Gales (futuro rey Eduardo VII). Sin embargo, seis semanas después del anuncio del compromiso, el príncipe Alberto murió inesperadamente durante una pandemia de gripe.

Al año siguiente de su fallido matrimonio, que nunca se pudo concretar, María de Teck se comprometió con su único hermano superviviente, el príncipe Jorge(futuro rey Jorge V), con quien se casó en 1893. Cuando él se convirtió en príncipe de Gales en 1901, ella pasó a ser princesa de Gales. 

En 1910, su esposo asumió el trono y ella se convirtió en reina y emperatriz tras la muerte de Eduardo VII. En 1936 murió Jorge V y le sucedió su hijo, Eduardo VIII, hasta que abdicó en favor de su hermano, Jorge VI, para casarse con la doblemente divorciada Wallis Simpson.

Cuando nacieron las nietas de la reina María, las princesas Isabel y Margarita, se interesó activamente por sus vidas, llevándolas a Londres a visitar galerías de arte y museos. Murió el 24 de marzo de 1953 a la edad de 85 años, 10 semanas antes de la coronación de su nieta, la reina Isabel II.

María de Teck con la tiara Fringe. FUENTE: VANITY FAIR

En el año de su 70 aniversario, recordamos las tiaras más bellas de la reina María de Teck

Una hermosa colección de tiaras que con el tiempo se convertirían en las favoritas de la reina Isabel II.

1. La tiara Fringe 

Encargada por María en el año 1919, la tiara Fringe era originalmente un collar de flecos que la reina Victoria le regaló el día de su boda y que llevó como tocado. 

María era aficionada a personalizar sus piezas de joyería para convertirlas en algo nuevo y más a su gusto. 26 años después de su boda, en 1893, pidió a al joyero real Garrard que la transformara en una pieza de estilo kokoshnik, compuesta por 47 barras cónicas graduadas de brillantes y rosas, separadas por 46 puntas más estrechas, podían extraerse para formar un collar.

La reina Isabel II la llevó el día de su boda, pero en la mañana de su enlace, la entonces princesa Isabel, heredera al trono, no sabía que su tiara era también un collar y tocó accidentalmente el cierre. Por suerte, el joyero real Garrard se encargó de arreglarla.

La tiara rusa Fringe que lució la Reina Isabel II junto a su marido, el príncipe Felipe. FUENTE: VANITY FAIR

2. Tiara Vladimir

Esta tiara la adquirió la reina María de Teck tras la muerte de la Gran Duquesa Vladimir, esposa del tío del zar, el Gran Duque Vladimir Alexandrovich de Rusia, que vivió entre los años 1854 y 1920, y fue conocida por su impresionante colección de joyas.

La tiara fue fabricada para la duquesa por los joyeros de la corte Bolin. Cuando llegó a manos de la reina, la misma se encontraba un poco dañada por problemas en el transporte. La monarca le encargó a Garrard su reparación, añadiendo 15 sus propias esmeraldas, además de un mecanismo para poder cambiar fácilmente de las esmeraldas a las perlas originales.

Tiara Vladimir con perlas.FUENTE: VANITY FAIR

En el año 1988, la reina Isabel II la hizo reparar de nuevo, esta vez actualizando su montura. Se cree que era su tocado favorito por el número de ocasiones en que la lució, incluso durante un viaje a Nueva Zelanda en el año 1963. 

La reina Isabel II luce la tiara Vladimir el 15 de junio de 1972 en el Claridge de Londres. FUENTE: VANITY FAIR

3. Tiara de las Niñas de Gran Bretaña e Irlanda

Esta tiara, fabricada por el joyero real Garrard, fue encargada por las Niñas de Gran Bretaña e Irlanda (un comité de recaudación de fondos presidido por Lady Eva Greville, hija del cuarto conde de Warwick) como regalo a la entonces princesa Victoria María de Teck antes de su boda con el príncipe Alberto, heredero al trono británico, que murió antes del enlace con tan solo 28 años.

El éxito de la recaudación de fondos del comité para adquirir la tiara fue de tal envergadura, que un excedente de 3.000 libras fue donado, a petición de la reina María de Teck, a las viudas e hijos de 350 marineros perdidos tras el desastre marítimos del HMS Victoria en 1893. 

Fabricada por Garrard en 1893, esta tiara de plata y diamantes fue un regalo de boda de las Niñas de Gran Bretaña e Irlanda para la futura reina María de Teck. FUENTE: VANITY FAIR

Diseñada para ser transformada como se quisiera, la tiara de diamantes en forma de festón y roleos podía llevarse como collar o como corona y, con el paso de los años, la reina María pidió a Garrard que se sustituyeran las perlas originales por diamantes y que se separara la banda de la base para poder llevarla como diadema. 

En el año 1947, la reina María de Teck le regaló esta tiara a la entonces princesa Isabel como obsequio de moda y en 1969 la difunta reina Isabel II pidió que se volvieran a unir la banda y la tiara, como la podemos ver hoy.

La reina Isabel II luciendo la tiara de las Niñas de Gran Bretaña e Irlanda, 26 de mayo de 1987. FUENTE: VANITY FAIR

Las joyas de la Reina Isabel II

La colección de joyas de la reina Isabel II es una de las más impresionantes y valiosas del mundo. La reina ostentaba una gran cantidad de reliquias históricas, algunas de las cuales han sido transmitidas a través de la Familia Real durante siglos.

Entre las joyas más famosas se encuentra la Corona Imperial del Estado, que fue creada en 1937 para la coronación de su padre, el rey Jorge VI, y que también fue utilizada en su propia coronación en 1953. Otra joya importante es el Cullinan III y IV, dos diamantes que se encuentran en el centro de la Corona Imperial del Estado y que también se pueden usar como broches.

La reina Isabel II también fue conocida por su amor por las perlas y tenía una gran colección. Entre sus piezas más famosas se encuentran el Collar de Perlas de la Reina Ana, que se dice que fue propiedad de la reina Ana de Inglaterra, quien gobernó en el siglo XVIII.

Además, la reina tenía una gran cantidad de tiaras, pulseras, pendientes y broches, muchos de los cuales fueron herencia de sus antepasados. Estas joyas las usó muy a menudo en ocasiones oficiales y ceremoniales, como coronaciones, bodas reales y banquetes de Estado.

 

Archivado en