El curioso tratamiento de belleza que realiza Camilla Parker Bowles para verse más joven

El curioso tratamiento de belleza que realiza Camilla Parker Bowles para verse más joven

La actual reina consorte del Reino Unido, Camilla Parker Bowles, realiza un raro tratamiento de belleza para intentar verse más joven. ¡Mira de qué se trata!

MDZ Estilo

MDZ Estilo

Camilla Parker Bowles no se ha sometido a ningún tipo de cirugía estética, aunque sí realiza algunos tratamientos de belleza para mejorar su imagen y verse más joven debido al paso de los años. 

La realidad es que a la reina consorte de Inglaterra ha vivido bajo la sombra de la princesa de Gales, Lady Di, quien siempre fue reconocida por su inigualable estilo y hermosura, además de siempre destacarse por su gusto para la moda. Sin duda, la esposa del rey Carlos III nunca la ha podido igualar.

Mientras la madre del príncipe William y Harry lucía prendas originales y elegantes, y mantenía una vida saludable y alejada de los excesos y vicios, Camilla lucía dientes amarillos y piel descuidada por la cantidad de cigarros que fumaba.

En lo que respecta a las prendas que elegían, muchas veces quiso igualar a la princesa de Gales siendo esta su modelo a seguir en cuestiones de estilismo y sofisticación royal.

Camila Parker Bowles se somete a extraños tratamientos de belleza para lucir más joven. FUENTE: Instagram @theroyalfamily 

Este es el tratamiento de belleza que realiza Camilla Parker Bowles

Cuando Camilla Parker Bowles fue, por fin, la esposa del rey Carlos III, su imagen despreocupada debía cambiar para amoldarse a las exigencias de la familia real, un aspecto que se detalla en el libro de Bertrand Meyer-Stabley, Majesty. Allí el autor relata que la royal se somete a unos raros tratamientos para mejorar su aspecto debido al paso de los años.

Una de las cosas que tuvo que hacer para que estos procedimientos funcionaran, era dejar de fumar. Algunos de estos cuidados estéticos son: peeling y láser en el rostro para borrar líneas de expresión y las arrugas que se marcan en consecuencia, bótox en la frente y en los labios, blanqueamiento de dientes, utilización de veneno de abejas, entre muchos otros.

Este último es uno de los más raros a los que se sometió. Aunque no es invasivo, es toda una noticia saber cómo actúa. El mismo, según la experta Deborah Mitchell, se coloca sobre la piel y es muy útil para controlar los músculos de la cara ya que tensa la zona donde se lo aplica, a la vez que reafirma, levanta e hidrata el rostro. 

Por lo tanto, parece que la reina consorte tuvo que afrontar muchos de estos extraños tratamientos de belleza para poder dejar atrás su imagen descuidada y hacer frente a los altos estándares de la realeza. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?