Así era el estilo de vida de Meghan Markle antes de la realeza

Así era el estilo de vida de Meghan Markle antes de la realeza

Muchos conocimos a Meghan Markle a partir de su relación con el príncipe Harry, pero la realidad es que antes tuvo una vida… muy intensa. Descubrimos más a continuación.

MDZ Estilo

MDZ Estilo

Meghan Markle es conocida como la duquesa de Sussex, pero antes de casarse con el príncipe Harry era una exitosa actriz estadounidense y siempre supo ser una mujer muy preparada que estuvo dispuesta a renunciar a todo con tal de poder casarse con el amor de su vida. 

La mamá de Archie Harrison y Lilibet Diana cuenta con una licenciatura con doble especialización en teatro y estudios internacionales de la Escuela de Comunicación de Northwestern. Cabe mencionar que trabajó como calígrafa independiente y tuvo un exitoso blog de estilo de vida con el que buscaba inspirar a las mujeres.

Meghan Markle antes de unirse a la realeza

Meghan Markle nació y creció en la ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos. Tuvo una crianza muy relajada que estuvo alineada al catolicismo, con una mamá trabajadora social y profesora de yoga y un padre que se dedicaba a la dirección de fotografía. De hecho, creció en el set de la serie Married... with Children, pues siempre lo acompañaba y ayudaba. 

"Todos los días, después de la escuela durante 10 años, estuve en el set de Married... with Children, que es un lugar realmente divertido y perverso para que crezca una niña pequeña con un uniforme de escuela católica", confesó durante una entrevista.

Desde muy pequeña se convirtió en feminista y comenzó a cuestionar el rol de la mujer y el lugar que se le daba, algo que apoyó mucho su padre diciéndole que se animara a escribirle a algunas de las mujeres más poderosas para contarles sus ideas o compartiendo reflexiones sobre lo que estaba haciendo.

Meghan Markle en un desfile de modas de Peter Som en Nueva York. | Fuente: www.harpersbazaar.com

Ya cuando fue más grande, al momento de comenzar a definir su futuro, se vio en la encrucijada de saber que siempre había deseado ser actriz, pero que no quería caer en el cliché de ser una chica de Los Ángeles que se convierte en estrella. Fue por esto que decidió formarse profesionalmente en la universidad con una doble especialización.

Durante el tercer año de su carrera obtuvo una pasantía en la Embajada de los Estados Unidos en Argentina, lo que le planteó la posibilidad de una carrera política. Finalmente, entre todas las opciones que se le aparecieron enfrente, se inclinó por la actuación.

Sus inicios no fueron fáciles: comenzó con papeles por los que no recibía tanto dinero y por eso trabajaba paralelamente como calígrafa autónoma con el objetivo de poder solventar sus gastos. No tenía un mal pasar, pero debía rebuscárselas para llegar a fin de mes. 

Fue la serie Suits la que la catapultó con el papel de Rachel Zane, el cual interpretó durante varias temporadas. Se estima que en su momento de mayor estrellato llegó a cobrar 50.000 dólares por episodio, dando un total aproximado de 4 millones.

Después vendrían algunas películas y cortometrajes más con los que logró hacer crecer su fortuna hasta alcanzar los 5 millones de dólares.

En el 2016 conoció al príncipe Harry y dos años después se casaron, momento en el que se retiró oficialmente de su carrera como actriz.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?