Secretos de estilo y decoración en la lujosa mansión de Adele

Secretos de estilo y decoración en la lujosa mansión de Adele

Adele le compró una lujosa mansión en Beverly Hills a Sylvester Stallone por 58 millones de dólares. Mira lo impresionante que es esta propiedad digna de estrellas.

MDZ Estilo

MDZ Estilo

Parece que Adele disfruta mucho del mundo inmobiliario, pues en los últimos años ha sumado a su lista varias propiedades. Una de las más recientes adquisiciones es la lujosa mansión en Beverly Hills que le compró al mismísimo Sylvester Stallone.

La enorme casa, situada en un terreno de 15 hectáreas, se encuentra en el exclusivo enclave vigilado de North Beverly Park. Mide más de 1.700 metros cuadrados y tiene un estilo Riviera italiana.
 

Compuesta por ocho habitaciones y doce baños, la residencia cuenta con vistas panorámicas a la ciudad y al cañón. Las características incluyen un vestíbulo de dos pisos, una cancha, una sala familiar, una oficina, una sala de estar y comedor formal.

También tiene una casa de huéspedes de dos pisos y dos dormitorios con una cocina totalmente equipada.

Entre las comodidades se encuentran una sala de proyección, un gimnasio, una sala de cigarros, un bar personalizado, un estudio de arte, un putting green para practicar golf y una hermosa piscina de borde infinito.
 

La mansión de Adele se encuntra en North Beverly Park. | Fuente: COMPASS

 

El estilo y decoración de la mansión de Adele

La lujosa mansión de Adele resulta atrapante por donde la mires, y es que ofrece un estilo clásico y relajante con la dosis justa de modernidad para no morir de aburrimiento. El color elegido para la mayoría de los ambientes es el blanco, que junto con los grandes ventanales inundan los espacios de luz.

Una de las zonas más divertidas es el estudio. | Fuente: COMPASS

 

Los muebles elegidos son de estilo clásico, confeccionados de madera y telas en colores neutros o pasteles. Nada que llame demasiado la atención. Pareciera que todo fluye con mucha naturalidad, y es ahí cuando de repente surge una pieza que se roba todas las miradas, unos coloridos cuadros en un rincón de la sala de estar.

El único espacio que no respeta en líneas generales lo que se ve en el resto de la casa es el estudio, donde se ha dado mano libre a las obras de arte y esculturas. Es bastante lógico si se piensa como un lugar para que la creatividad vuele.

Los cuadros llenos de color son la pieza principal de la sala de juegos. | Fuente: COMPASS

 

En lo que es la zona al aire libre, todo se mantiene muy tranquilo y solamente se puede ver una que otra escultura esparcida por todo el terreno.

Realmente es una casa acogedora que invita a querer disfrutarla y no desear salir, tiene todo lo que se necesita para pasarla bien. Pero sobre todo tiene mucho estilo y elegancia.

¿Qué te parece la mansión de Adele?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?