Leonor de Borbón no seguiría una tradición familiar que ama su padre Felipe IV

Leonor de Borbón no seguiría una tradición familiar que ama su padre Felipe IV

La Copa del Rey de vela es una competición que se creo en España en 1905 y la restauró Juan Carlos I hace 40 años. Felipe VI es apasionado de este deporte al igual que su hermanas.

MDZ Estilo

MDZ Estilo

Desde que tiene 16 años, Felipe VI de España participa de la Copa del Rey, una competición de vela que se celebra en Palma de Mallorca todos los años y es organizada por el Real Club Náutico de Palma. El monarca tiene una gran pasión por este deporte, a diferencia de sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, a quienes nunca les interesó.

La Copa del Rey fue instaurada por Alfonso XIII en 1905 con el fin de imitar las competiciones que se disputaban en Cowes, con el patrocinio del rey de Inglaterra, o en Kiel, con el del emperador de Alemania. En España, se disputó por primera vez en Guecho, ubicado en Vizcaya, en la comunidad autónoma del País Vasco, donde pasaba sus veranos el monarca. 

Las competiciones de vela son muy populares en España. Fuente: Mapfre.

 Posteriormente, Alfonso XIII decidió que pase a disputarse en Gijón, Asturias, en la cual el propio rey participó y ganó la Copa en 1912. Durante muchos años esta competición se dejó de hacer y fue Juan Carlos I, padre de Felipe, quien la reinstauró, pero en Palma de Mallorca y organizada por la Real Asociación Nacional de Cruceros y el Real Club Náutico de Palma.

Juan Carlos I siempre fue un fanático de la Copa del Rey, una pasión que le heredó a su hijo y desde adolescente que Felipe VI viaja todos los años a Mallorca para participar. Por este motivo, no sorprende que, cuando se convirtió en rey, haya decidido presidir anualmente las competiciones como lo hizo el pasado 3 de agosto.
 

El monarca español fue protagonista del 40º aniversario de la Copa del Rey de vela, un acto que tuvo lugar en el Real Club Náutico de Palma. Para tal evento se visitó de una manera muy casual, para estar alineado con el resto de los presentes, y eligió unos pantalones cortos de color gris, polo blanco y unas avarcas menorquinas en color azul marino.

Felipe VI y los organizadores charlaron animadamente sobre la competencia y descubrieron una placa para honrar los 40 años de esta copa. Juan Carlos I la reinstauró en 1982 y él mismo participó en varias ocasiones, habiendo ganado unas cinco veces junto a su compañero de embarcación y amigo José Cusí.

Las infantas Elena y Cristina, las otras hijas de Juan Carlos I y Sofía de Grecia, también los practican desde niñas y participaron de la competencia durante años. A pesar de ser una tradición familiar para la Casa de Borbón, la princesa Leonor, futura reina de España, y la infanta Sofía no están interesadas, pero si viajan a Mallorca para apoyar a su padre durante las competencias.

¿Crees que la princesa Leonor debería seguir la tradición de su padre?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?