Carlota Casiraghi usó un vestido de Carolina de Mónaco para una fiesta

Carlota Casiraghi usó un vestido de Carolina de Mónaco para una fiesta

La joven princesa es una fiel heredera del glamour chic de su madre. Y lo confirma brillando con prendas del guardarropas histórico de Carolina de Mónaco.

Esther Cano

Que Carlota Casiraghi heredó el estilo y glamour de su madre, Carolina de Mónaco, no hay dudas. Y si la joven monegasca rescata del guardarropas de la Primera Dama monegasca uno de sus vestidos, ¡sucede la magia!

Es lo que pasó cuando Carlota Casiraghi eligió un vestido que llevó la princesa durante una de sus noches de glamour y celebración hace más de 30 años, junto al diseñador ícono y amigo personal Karl Lagerfeld. Se trata de un vestido vintage de la década de 1990 que Carlota Casiraghi rescató del placard de su madre para asistir a una boda y brillar con un look de invitada perfecto.

Carlota Casiraghi en la boda con amigas y con el vestido boho que usó Carolina de Mónaco.

La prenda pertenece a la colección de la firma Chloé Ready To Wear primavera-verano 1994. Es un vestido de estilo boho, de falda recta y larga, con manga corta, escote en pico con un atractivo estampado étnico en diferentes colores y tejidos. Esta seña particular de diseño fue la que llamó la atención de los más atentos fans de los estilismos históricos de Carolina de Mónaco que celebraron el hallazgo.

Así llevó el mismo vestido Carolina de Mónaco en los años 90.

Es sabido que Carlota Casirghi elige a Carolina de Mónaco como su máximo referente de estilo. Pero no es tan habitual que la inspiración para sus looks elegantes y chic llegue al nivel de volver a usar una prenda de su madre. 

Carlota Casiraghi con el look perfecto de invitada de boda.

Pero en tiempos en que las mujeres de la realeza europea reciclan y reutilizan cada vez más prendas de moda, Carlota no dudó en rescatar del armario de Carolina un vestido que además tiene ítems de tendencia de temporada ¡3 décadas después! Estampado étnico, diseño fluído, estilismo boho chic. A los 36 años, Carlota Casiraghi lleva con orgullo también el título de heredera del estilo sofisticado y canchero de Carolina de Mónaco.

Otro vestido compartido por madre e hija, más de 30 años después.

Y seguramente el vestido que acaba de elegir para lucir en el casamiento de verano de una amiga no será la última vez que veamos a la joven monegasca devolverle el brillo a un diseño que estrenó su madre.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?