10 cosas que tenés que hacer si no sabes nada de vinos

10 cosas que tenés que hacer si no sabes nada de vinos

Si solo sabes que hay vinos tintos y blancos, y querés empezar a recorrer el mundo del vino, seguí leyendo esta nota.

Federico Lancia

Federico Lancia

Federico Lancia

Para muchos, el vino ha sido una bebida lejana a la que se le prestó poca atención y que últimamente está apareciendo con más significado. Pero en ese momento, nos damos cuenta que poco sabemos de él. Aquí, una pequeña guía para aquellos que comienzan en este maravilloso mundo del vino

Tomar nota

Es importante tener registro de los vinos que vamos descubriendo, las bodegas que vamos visitando o incluso cuál vino nos ha sorprendido más, alejado de lo que establecen los especialistas. Hacerle caso a nuestra percepción es fundamental, y en las notas del smartphone o a la manera antigua, tener registro de lo que vamos probando. 

Sumar información

No hay que volverse loco, pero es importante que vayamos sumando información. No comprarse libros muy complejos, ni enroscarse demasiado. Es esencial que comencemos con definiciones simples, para entender las diferencias entre los varietales, las temperaturas de servicio y datos de utilidad. Internet también puede ayudarte a sumar información, pero tenés que chequear qué miras y dónde. 

Aprender a degustar

Para poder apreciar las diferencias en los vinos, es importante que conozcamos el proceso de degustación. Que comienza con mirar el vino, descubrir la apariencia y describirla con nuestras palabras. Luego sus aromas y llegar al gusto del vino. Y vayan anotando términos para sumar a su vocabulario vínico, para usarlo en próximas experiencias. 

No degustar solo

El vino es una bebida para compartir. Además cuando estamos degustando con otras personas y compartiendo, aprendemos mucho más rápido. Con el tiempo van a averiguar cuáles son sus cepas y estilos de vino preferidos. 

Comprador infiel

Ser un muy abierto a la hora de comprar. No sigan puntajes y recomendaciones a ciegas. Anímense a la experiencia. Y presten atención a las promociones y descuentos, pueden servir para probar vinos que a veces nos resulta difícil de alcanzar. Si van a aprovechar ofertas y compran varias botellas, recuerden que éstas van acostadas, en un lugar fresco y relativamente alejado de la luz. 

Conocer

Si pueden visitar la zona de producción de los vinos, van a dar pasos agigantados a la hora de aprender. Llegar a un viñedo y su bodega es una gran experiencia para todo amante del buen vino. Además, en este tipo de visitas se suelen degustar varios tipos de vinos, junto algún especialista, por lo cual resulta muy completa. 

Ser atrevidos

Sobre todo a la hora de experimentar con el vino. No repetir como loros todo lo que dicen los libros. Eso no nos va a hacer más entendidos. Es muy recomendable utilizar todos los sentidos para tener una sensación completa con los vinos. Por ejemplo, para conocer como sabe un tanino, preparate un té negro cargado. Ahí vas a descubrir que implica cuando te dicen que un vino tiene una carga tánica importante.

Hágalo usted mismo

Van ha escuchar muchas recomendaciones sobre el servicio o sobre en qué copa se toma determinado vino. Por ejemplo, la temperatura de servicio recomendada para los vinos blancos es 8°. Pero para corroborar, servilo a temperatura ambiente en una copa y luego otro enfriado. Y vas a ver la diferencia vos mismo, y podes hablar de ello. 

Prestar atención

El vino requiere de ser algo metódicos, sin volvernos locos. Aunque estemos en una reunión social o familiar, tomate un minuto para prestarle atención a ese vino, y no olvidarlo. Y poder seguir aprendiendo. Pero nunca dejar de tener presente, que esto es una cuestión de gustos. Y sobre eso, todavía no hay nada escrito. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?