Las ventajas de trabajar en una startup

Las ventajas de trabajar en una startup

Cada vez son más las personas que apuestas por las startups y quienes deciden trabajar en una de ellas adquieren múltiples habilidades. No es un simple puesto de trabajo.

MDZ Estilo

MDZ Estilo

Entrar a trabajar a una corporación para muchos es sinónimo de estabilidad y proyección, dos valores muy apreciados por la mayoría de profesionales. Sin embargo, no siempre es el caso y existen personas que prefieren apostar por caminos menos transitados o con menos historia, pero con posibilidades de ser protagonistas en la construcción de su historia, con posibilidades de hacer la diferencia en entornos de innovación.
Las startups son pequeñas empresas de base tecnológica con alto potencial de crecimiento. Formar parte de este tipo de proyectos puede suponer una gran oportunidad de empoderamiento. En ellos, es posible adquirir habilidades de gestión, liderazgo, resiliencia y adaptación al cambio con el plus de generar un verdadero impacto en el negocio.

Freepik

La cultura de una empresa y las enseñanzas a todo nivel

Martín Vago recientemente asumió como CTO en flexibility, la startup tecnológica que permite a las empresas conectarse con el ecosistema financiero, pero antes se desempeñó como IT Manager en Mercado Libre, construyendo equipos de  desarrollo para las soluciones de Machine Learning en Prevención de fraude.
“Conocía flexibility porque había trabajado con ellos en el desarrollo de la billetera digital cuando estaba en Nubi. En ese momento, me fascinó la cultura de la compañía y el equipo. Yo creo que ahí se generó la semilla para que finalmente aceptara la propuesta de flex”, reflexiona Vago.
En cuanto a los motivos del cambio, el profesional pone el foco en el impacto “MercadoLibre fue muy importante para mi desarrollo, pero también es una compañía enorme donde no siempre ves materializada directamente tu contribución o la del equipo”, considera el nuevo CTO de flexibility.
El hecho de que los lineamientos no bajen desde una casa matriz al otro lado del mundo propone un escenario de mayor autonomía y desarrollo, donde es preciso apropiarse de los objetivos del negocio para tomar decisiones que marcan la diferencia en el rumbo de una organización. 
Además, la velocidad de los cambios ayuda a tener una retroalimentación instantánea que, a su vez, contribuye a corregir errores y acelerar la curva de aprendizaje. Las estructuras más pequeñas favorecen el derrame de esas enseñanzas en todos los niveles, lo que redunda en un desarrollo profesional acelerado.
“Las empresas más grandes con mucha trayectoria se mueven a una velocidad increíble, pero no siempre se percibe el impacto de tu trabajo. En flex nos movemos rápido también y cada uno de los forman parte del equipo tienen un impacto directo sobre los resultados. En una startup hay mucho para construir, destruir y volver a construir. La mejora continua de nuestros productos y procesos es moneda corriente”, agrega Vago.
 

Freepik

La innovación: parte del ADN

Otra de las diferencias viene asociada a la interdisciplina y la posibilidad de ejercer roles más híbridos. En una corporación, uno entra a un cargo con un margen de acción limitado a un repertorio de tareas previamente estipuladas. En una startup, la estructura suele ser más horizontal y con frecuencia hay que resolver problemas para los que no hay un rol específico.
Al tener pocos “grados de separación entre los equipos”, dice Vago, el nuevo CTO de flexibility, las personas de diferentes especialidades se ayudan y cooperan, generando soluciones más sólidas y, al mismo tiempo, aprendiendo sobre áreas por fuera de su campo de expertise. Esto les ofrece un panorama más completo sobre el negocio en el que están inmersos.
El mundo del trabajo en la industria tecnológica es distinto per se: la innovación es parte de su ADN. Sin embargo, la cultura de una corporación y la influencia que uno tiene en ella no son las mismas que en una empresa más pequeña. El aporte de cada uno tiene un peso específico y, en la medida en que los objetivos suelen ser más compartidos, valores como la responsabilidad, la transparencia y la creatividad se vuelven claves.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?