Brasil: la playa paradisíaca con una piscina de agua cálida para unas vacaciones soñadas

Brasil: la playa paradisíaca con una piscina de agua cálida para unas vacaciones soñadas

Praia Antunes es una playa paradisíaca en Brasil que invita a que te sumerjas en la naturaleza y te alejes de las zonas más tumultuosas. Descubramos más sobre este lugar soñado.

MDZ Estilo

MDZ Estilo

Al pensar en Brasil, automáticamente se vienen a la cabeza playas paradisíacas, calor, arena y mar, la combinación perfecta para disfrutar de unas placenteras vacaciones. Tiene tantos kilómetros de costa, que se hace difícil explorar cada uno de los rincones, por lo que muchas veces nos perdamos destinos extraordinarios. 

Uno de estos sitios poco nombrados es Praia Antunes, ubicada en la ciudad turística de Maragogi, al este de Brasil. El destino ofrece arena blanca, palmeras y agua color turquesa, pero lo que más llama la atención allí son los bancos de arena que se forman cuando baja la marea, creando piscinas de agua caliente. Un fenómeno realmente único.

Las piscinas de agua caliente son uno de los principales atractivos.

¿Cómo llegar a Praia Antunes?

Se encuentra a 6 kilómetros del centro de Maragogi, y para llegar es necesario atravesar una propiedad privada que permite el libre acceso. Dependiendo del punto donde estaciones, tendrás que caminar de 100 a 500 metros para llegar a la playa.

Hay muchas empresas que ofrecen excursiones de un día para visitar este sitio, pero si no te emociona ese plan, otra buena opción es alquilar un vehículo. Todo va a depender de lo que quieras disfrutar allí: si deseas algo más tranquilo te conviene ir por tu cuenta, mientras que si prefieres explorar los alrededores y tener un poco más de aventura, los tours son una gran alternativa.

La mejor época para ir Praia Antunes 

Como en todos los rincones paradisíacos, poco a poco la gente va comentando sobre su existencia haciendo que aumente la cantidad de personas que lo visitan. Por eso, lo ideal es ir fuera de la temporada alta para poder disfrutar de las playas casi vacías y del color del agua. 

Sin importar la época que elijas, puedes ir tranquilo sabiendo que toda la zona está preparada para recibir turistas. Encontrarás desde alquiler de sillas y sombrillas hasta restaurantes que ofrecen mariscos frescos y algunas delicias locales. Todo lo que descubras durante tu visita a esta playa de Brasil te resultará hipnotizante. No por nada, todas las personas que la descubren siempre prometen volver.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?