Así podés conseguir una granola casera super crujiente y sin azúcar

Así podés conseguir una granola casera super crujiente y sin azúcar

Crujiente, saludable y llena de sabor, esta versión de granola casera te va a enamorar. Mirá el video con el paso a paso para prepararla vos también.

María Urrutigoity

María Urrutigoity

Esta receta es una gran oportunidad para animarte a preparar tu propia granola. Es muy fácil de hacer y además no lleva azúcar, lo que la convierte en una opción nutritiva y super saludable para comer como snack o combinar con frutas y yogur.

Ingredientes:

  • 1/2 taza de nueces
  • 1/2 taza de almendras
  • 1/2 taza de maní sin sal 
  • 1/2 taza de coco rallado
  • 1/2 taza de mix de semillas
  • 1 taza de avena
  • 1 taza de copos de maiz sin azúcar
  • 1/2 taza de miel
  • 4 cucharadas de aceite de coco o girasol
  • 1 clara de huevo

Preparación:

-Picamos los frutos secos en trocitos grandes.

-Mezclamos muy bien todos los ingredientes y los integramos con las manos hasta que se unan por completo.

-Ubicamos la granola en una placa (distribuyéndolo con una cuchara como muestra el video) y la horneamos a 120° (es decir, horno mínimo) hasta que la granola luzca dorada y sequita.

-Se deja entibiar, se saca de la placa y se guarda en frascos en la alacena. 

Tips para cocinar esta receta:

-Lo más importante es saber que en esta receta podés reemplazar algunos ingredientes a piaccere. Combinar a gusto los frutos secos, agregar pasas, chips de chocolate, cambiar los copos de maiz por quinoa pop o arroz inflado y así darle tu toque personal.
-Es super importante que mezcles muy bien todos los ingredientes. La clara de huevo combinada con el aceite y la miel deben cubrir muy bien los frutos secos, para que las semillas, el coco y la avena los cubran y al cocinarse queden como roquitas super crujientes.
-Cuando acomodes la granola en la placa, es importante que quede muy bien distribuida y en una capa bien fina. Si queda encimada, no va a poder secarse y por ende no resultará lo suficientemente crujiente y dorada. El gran secreto es que se seque con el calor suave del horno y que logremos darle un dorado suave y riquísimo.
-¡No muevas la granola mientras se cocina! Si la moves se separarán esas "roquitas" que formamos en nuestras manos. Únicamente se mueve para retirarla de la placa cuando esté lista.
-Si tenés horno eléctrico a 120° vas a lograr una cocción controlada. Si tu horno es a gas, cocinala en horno mínimo y, de vez en cuando, podés abrir la puerta del horno para bajarle un toque la temperatura y así evitar que la granola se dore demasiado.
-Te recomiendo que saques la granola de la placa cuando esté tibia. De este modo, vas a proteger su textura y a la vez evitar que al enfriarse se pegue en la placa.
-Podes guardar la granola en un frasco hasta por una semana (si es que te resistís a comerla toda antes!). Nunca la guardes en la heladera porque puede humedecerse.
-Esta granola es ideal para llevar al trabajo como snack y para acompañar un yogur y frutas en el desayuno.

¿Sabías qué... doy clases de cocina presenciales donde nos encanta divertirnos, tomar un vino y cocinar juntos?

Si te gustó esta receta hace click aquí para seguirme en mis redes sociales.

Te cuento más acerca de las clases en el mes de Octubre;

Curso de Tapas Españolas y Tragos versión 1: Martes 11 y 25 de octubre a las 19 hs. ( ¡1 cupo libre! )

Curso de Tapas Españolas y Tragos versión 2: Lunes 24 de octubre y Lunes 7 de noviembre a las 18:30 hs

Masterclass de Carnes al Horno y a la Chapa: Clases On Demand grabadas y editadas en alta calidad (Hace clic acá para más info)

Para más info podés escribirnos al Whatsapp  2615894385 o por Instagram.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?