Con vinagre es uno: tres trucos infalibles para limpiar alfombras sin esfuerzo

Con vinagre es uno: tres trucos infalibles para limpiar alfombras sin esfuerzo

Estos consejos sirven para limpiar alfombras siempre y cuando las mismas no estén muy manchadas ni deterioradas.

MDZ Estilo

MDZ Estilo

La limpieza de las alfombras puede presentarse como una tarea complicada. Sin embargo, existen varias alternativas fáciles a tener en cuenta y, en esta oportunidad, compartimos 3 que se pueden aplicar prácticamente sin esfuerzo. A continuación, los detalles.
 

Fuente: pixabay.com

Antes que nada, hay que aclarar que las alfombras están fabricadas a base de distintos materiales. Esto quiere decir que no todos los métodos funcionan por igual. 

Es por esto que lo más recomendable es realizar previamente una pequeña prueba en un sector específico para ver cómo reacciona el material ante el método de limpieza en cuestión.
 

Limpieza de alfombras: 3 secretos para usar en cualquier momento


1. Aspiradora

A simple vista puede que no parezca ningún secreto. Sin embargo, lo es y no pasa tanto por el método de limpieza en sí sino más bien por la frecuencia con que se realice.

Como en muchos otros aspectos de la limpieza y la decoración del hogar, siempre es aconsejable evitar la acumulación de suciedad. Dicho de otra manera, cuanto más tiempo pase sin limpiar, más difícil y trabajosa será la tarea una vez que se la haga.

En el caso de las alfombras, se recomienda pasar la aspiradora al menos una vez por semana para recoger restos de polvo, pelos y otras partículas. Además, lo bueno de este secreto es que resulta útil para todos los materiales.

2. Limpieza en seco con bicarbonato y sal

Otro de los secretos que resulta práctico para evitar el inconveniente de los materiales consiste en hacer una limpieza en seco, es decir, evitando líquidos de todo tipo.

Ante todo, es preciso aclarar que este procedimiento no sirve para manchas, sino más bien para un mantenimiento cotidiano que permite quitar polvos y bacterias acumuladas y que incluso ayuda a combatir los malos olores.

El mismo es rápido y sencillo: basta con realizar una mezcla de bicarbonato de sodio y sal y con esparcirla por sobre la .alfombra A continuación, hay que dejar que haga efecto durante varios minutos y, luego, hay que pasar la aspiradora para absorber todo.

3. Agua con vinagre

Hay ocasiones en las que las alfombras se manchan y la limpieza con líquidos se hace inevitable. Para esto, una de las mejores alternativas que se pueden tener en cuenta es la del agua y el vinagre, ambos productos naturales que ayudan a no recurrir a los químicos.

En primer lugar, es importante que el agua esté caliente. Una vez que se mezcla con el vinagre (una proporción adecuada es la de 2 partes de agua por 1 de vinagre), hay que aplicar sobre la zona manchada usando un difusor.

Llegado este punto, hay que dejar que haga efecto por algunos minutos y, a continuación, si la mancha está muy asentada, hay que frotar con suavidad usando un cepillo pequeño. Para finalizar, hay que secar con un paño suave y limpio.

Teniendo en cuenta todo lo mencionado, ¿ya sabes cuál de estas ideas usarás la próxima vez que tengas que limpiar tus alfombras?

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?