Meghan Markle no soporta a la reina y aquí está la evidencia

Meghan Markle no soporta a la reina y aquí está la evidencia

Meghan Markle y la reina Isabel II no se llevan bien, y la actriz no tiene miedo a expresarlo. Hoy, junto al príncipe Harry, viven muy felices en Montecito, California.

MDZ Estilo

MDZ Estilo

Meghan Markle ha vivido momentos muy tensos en la familia real hasta que su esposo, el príncipe Harry, decidió independizarse de la monarquía para cuidarla. Fueron varios años de escándalos, reproches y tensiones entre todos ellos, lo que finalmente derivó en una gran distancia entre los hijos de Lady Di, algo que muchos se lamentan.

La pareja se casó el 19 de mayo de 2018 en la Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor y, esa misma mañana, Harry recibió, por concesión de la reina Isabel II del Reino Unido, el título de Duque de Sussex. Pese a la alegría que tuvieron al consolidar su amor, la tensa relación con el resto de la monarquía era evidente y la situación no hizo más que empeorar.

Harry le criticaba a su familia por no proteger a su esposa ni defenderla ante las acusaciones de la prensa, pero, además, ellos mismos hacían comentarios inoportunos. Por este motivo, los Duques de Sussex decidieron mudarse a California, Estados Unidos, para empezar de nuevo y trabajar de manera independiente.

¿Por qué Meghan Markle se lleva mal con la Reina Isabel II?

Durante este último año, Meghan Markle se cansó de callarse y decidió contar toda la verdad de lo que ocurrió a partir de 2016, cuando comenzó su relación con el hijo menor de Lady Di. Al momento de anunciar que estaba embarazada de Archie, el primer comentario que recibió fue sobre cuán oscura sería la piel de su hijo, pero se negó a decir quién fue.

No solamente dentro del Palacio de Buckingham se hacían la pregunta, sino que la prensa británica publicaba constantemente artículos sobre esto. Harry confesó tener un gran enojo contra su familia por no pronunciarse contra las notas racistas hacia su esposa y, además, la Reina Isabel II se negó a darle al pequeño el título de príncipe.

Varias décadas, Diana de Gales se acercó a pedirle ayuda a la monarca por la infelicidad de su matrimonio con Carlos y las constantes infidelidades de él con Camilla Parker Bowles, pero no encontró consuelo. Meghan Markle hizo lo mismo, con la diferencia que ella le pedía ayuda para frenar el acoso de la prensa, y el resultado fue el mismo.

"Estaban dispuestas a mentir para proteger a otros miembros de la familia. Pero no estaban dispuestas a decir la verdad para protegernos a mí y a mi marido", contó la actriz en la entrevista que le concedió a Oprah Winfrey. Ante el miedo de que la historia se repita y el desenlace sea el mismo que el que padeció Lady Di, Harry no dudó en mudarse lejos de la Corona británica y hoy se encuentran muy felices. ¿Piensas que fue una decisión correcta?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?