Diana de Gales y la revelación de un terrible engaño

Diana de Gales y la revelación de un terrible engaño

El periodista Martin Bashir presuntamente presentó una prueba de aborto falso de Tiggy Legge-Bourke, la nanny real, a la princesa Diana. Lo habría hecho para manipular a la princesa con el fin de que diera declaraciones explosivas.

MDZ Sociales

MDZ Sociales

Si bien la policía no procesará a Martin Bashir por sus métodos engañosos para conseguir una entrevista de la BBC con la princesa Diana en 1995, la cadena pagará a una ex niñera real por las afirmaciones falsas del periodista que la involucran.

Se trata de Tiggy Legge-Bourke, quien trabajaba como niñera del príncipe William y el príncipe Harry, la BBC le ofreció un acuerdo por daños "significativos", según The Telegraph. Se dice que la cantidad total es "más de £ 100,000", equivalente a más de US$ 137,400.

En un esfuerzo por conseguir su entrevista con la Diana de Gales, Bashir supuestamente convenció a Lady Di de que Tiggy había quedado embarazada del príncipe Carlos y le presentó papeles falsos como prueba.

"Tiggy Legge-Bourke estuvo en el centro de la manipulación de Bashir y es correcto que la BBC reconozca el daño que le causó", opinó una periodista especializada en realeza. Tiggy, quien dejó su trabajo como niñera en 1999 después de casarse y ahora reside en Gales, no respondió cuando The Telegraph le pidió un comentario.

La noticia llega pocos días después de que la Policía Metropolitana anunciara que no había evidencia que hiciera pensar que la actividad de Bashir constituyera un delito. En noviembre, la BBC anunció que habían contratado al ex juez de la Corte Suprema británica John Dyson para dirigir una investigación independiente sobre la aparición de Diana en el programa Panorama. La investigación encontró que Bashir usó "métodos engañosos" y violó las pautas editoriales de la BBC al crear extractos bancarios falsos para manipular a Diana para que diera la entrevista explosiva.

Uno de los casamientos más famosos de la historia, que terminó de la peor manera.

Después de su investigación, Lord Dyson dijo que estaba "satisfecho" de que Bashir encargara extractos bancarios falsos y se los mostrara al hermano de Diana, Charles Spencer. Hizo esto para "engañar e inducir" a Spencer a ganarse su confianza y concertar una reunión con la princesa ", continuó." Al hacerlo, pudo convencer a Diana de que hiciera la notoria entrevista". Bashir renunció a su puesto en la BBC antes de la publicación del informe de investigación por parte de la cadena. En mayo, Bashir dio su primera entrevista desde que se dieron a conocer los resultados de la investigación, donde dijo que estaba "profundamente arrepentido".

"Nunca quise dañar a Diana de ninguna manera", dijo el periodista en una entrevista con The Sunday Times. "Todo lo que hicimos en términos de la entrevista fue lo que ella quiso, ella opinó hasta cuando fue transmitida, y sobre su contenido". "No puedo imaginar lo que su familia debe sentir cada día", continuó en referencia a los hijos de Diana. 

El periodista también opinó sobre dichos de William, pues el duque de Cambridge, que no mencionó a Bashir por su nombre, dijo que "lo que pasó en la BBC contribuyó significativamente al miedo, paranoia y aislamiento que recuerdo de esos últimos años con ella". Bashir lo ha negado. "No creo que me puedan responsabilizar de muchas de las cosas que sucedían en su vida y de los complejos problemas que rodean las decisiones que tomó", expresó.

Tiggy, una segunda madre

Tiggy (cuyo apellido ahora es Pettifer) fue contratada por el príncipe Carlos como niñera de William y Harry en 1993, poco después de que Charles y Diana se separaran. Se unió a los príncipes en vacaciones y mantuvo una estrecha relación con ellos, y ambos asistieron a su boda en 1999. Tiggy fue invitada a la boda del príncipe Harry y Meghan Markle en 2018, y fue nombrada madrina de su primer hijo, Archie, después de que nació en mayo de 2019 (su hija Lilibet Diana nació el 4 de junio pasado).

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?