Crisis de las botellas: la industria del vino caldeada y en alerta

Crisis de las botellas: la industria del vino caldeada y en alerta

Varios referentes de la industria, desde grandes empresarios hasta enólogos y pequeños productores han manifestado su honda preocupación por el tema del faltante de botellas de vidrio. En la nota, las repercusiones de una crisis que muchos vaticinaban hace tiempo.

Fede Croce y Fede Lancia

Si bien las bodegas cerraron el año 2020 con números en alza para las ventas, por otro lado una situación que viene desde hace tiempo conspira directamente contra su desarrollo y su proyección: la falta de insumos, y concretamente, de botellas.

Este problema de la falta de botellas entró verdaderamente en terapia intensiva luego del incendio que sufrió una de las fábricas más importantes: Verallia. Esto ha tornado la situación de falta de botellas en algo dramático para la industria. 

Walter Formica, cabeza de Verallia en Mendoza, al ser contactado el día del siniestro, respondió escuetamente a algunos periodistas a través de Whatsapp expresando un agradecimiento por la preocupación. "Esta mañana tuvimos incendio en nuestra fábrica. Damos gracias a Dios porque no hubo ningún herido ni victimas. Y eso es lo más importante!! La salud y la vida de nuestra gente no tiene precio. Solo tuvimos daños materiales, q estamos evaluando. Como siempre, más allá de esta contrariedad, nos repondremos y seguiremos adelante! Abrazo y Gracias", escribió.

Los jugadores más importantes del mercado, las bodegas más grandes, afirman que este problema pone en evidencia un tema con el cual hay inconvenientes desde hace tiempo. Ya la gente de Bodegas de Argentina ha venido trabajando el componente seco y viendo que era posible que la situación termine de esta manera. Sobre todo, las casas vitivinícolas más importantes y exportadoras se colocan en alerta roja porque ven venir un conflicto; tanto en el mercado doméstico pero más aun en lo que ha sido acordado en el mercado externo, donde los acuerdos ya están pactados. 

Eduardo López, propietario de Bodegas López, dijo a MDZ que este "es un momento muy difícil, realmente complicado; porque esta escasez de botellas vacías producto del incendio que sufrió Verallia nos está rompiendo bastante la cadena de producción. Hay que tener en cuenta que venimos de un año en el cual los dos proveedores de botellas no estaban trabajando como debían". 

"Con este siniestro gran parte de la producción  se cayó y estamos hablando de una situación crítica. Poner en funcionamiento un horno para que vuelva a producir normalmente lleva un tiempo. Lo que prima hoy es la incertidumbre", asegura López. 

"Ya varías bodegas hemos parado nuestra línea de producción y vamos a retirar el producto del mercado. Las fábricas de botellas de la región no tienen producto para proveer a la Argentina. El panorama es bastante complejo y de difícil solución en el corto plazo", dice con angustia el empresario de la bodega maipucina.

Eduardo Lopez.

Por otra parte Alejandro Vigil, director de Catena Zapata, opinó que "el problema de la botella es realmente una consecuencia de la pandemia. Este tema lo venimos trayendo desde antes. La falta de insumos, el aumento del consumo... pero sobre todo es un asunto del funcionamiento de los hornos de las plantas productoras con sus turnos". 

"La demanda en consumo en vidrio ha aumentado notablemente, no solo en el mundo del vino. El problema no se suscita aquí por el incendio en una fábrica, sino que se trata de una situación estructural que tenemos que resolver y mirar a largo plazo", concluye el hacedor de El Enemigo.

Alejandro Vigil.

Fernando Gabrielli, productor de la línea de vinos El Relator y vocero de muchos pequeños proyectos enológicos explicó que "hay mucha gente enojadísima y angustiada. Es un tema gravísimo: yo en este momento tengo 25 mil litros de vino para fraccionar y no puedo hacerlo, y no puedo seguir vendiendo. Ya no tengo Malbec a la venta, tengo quiebre de stock. No consigo botellas ni pagando adelantado. El problema es de todos, pero pensá en un pequeño productor o emprendedor: es imposible pensar en el futuro de una empresa en el mundo del vino si tenés vino y no lo podés fraccionar".

"Coincido con muchos que explican que este tema no es nuevo, porque no aparece ahora que hubo un incendio en Verallia. Hace tiempo que se vislumbra. Si no hay ayuda o ponen manos a la obra lo que tienen que ponerla, habrá empresas con daños irreparables. Yo creo que la intervención del Estado es urgente. Necesitamos una mano. Es real: no hay botellas, nadie te vende. Es desesperante", explica Gabrielli.

"Nunca hemos estado en una situación así. Si hablás con todos los pequeños productores, el desasosiego es tremendo. Tengo frenada una exportación a Estados Unidos, porque no la podemos completar. Iba a entrar una orden de Gran Bretaña y no la voy a poder enviar completa, porque la perspectiva de que yo hoy pueda fraccionar Malbec es del 0% porque, repito, no hay botellas", cierra Fernando con preocupación.   

Fernando Gabrielli y Pepe Reginato.

Pepe Reginato quien además de hacedor de vinos es especialista en espumantes, sufre el mismo problema. "No puedo vender espumante. Me llama la gente y no tengo botellas. Me iban a entregar botellas esta semana, y ahora no tengo en dónde comprarlas. En el espumante, la calidad de la botella es un diferencial muy importante: si no tengo botellas buenas, estoy atado de pies y manos". 

"Este es un problema casi monopólico. En realidad, es un oligopolio en donde tres empresas manejan toda la industria de las botellas. Ponen el precio, ponen las condiciones de pago leoninas -siempre pagando anticipado, sino no te entregan nada-... y ahora una nueva dificultad: directamente no hay producto. En Chile tampoco hay... veo muy oscuro el tema", cierra Pepe. 

Quien se ha expresado desde el gobierno es Enrique Vaquié. El ministro de economía explicó que se ha comunicado con el Ministro Julián Domínguez y le expresó que "la situación de faltantes de botellas complica la producción vitivinícola y puede impactar negativamente en precios del vino por acumulación de stocks. Le enviamos esta nota a Julián Domínguez para agilizar la importación y evitar problemas mayores", sostuvo Vaquié. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?