Estas piedras pueden transformar la energía de tu hogar

Estas piedras pueden transformar la energía de tu hogar

El orgón, también llamado orgonita, atrae, acumula, potencia y distribuye la energía del planeta dentro de la casa. Mira cómo usarlo.

Esther Cano

A malos tiempos… energía positiva. Eso es lo que debemos hacer en tiempos de vibraciones negativas y bloqueos que circulan, obstruyen y nos afectan en la vida cotidiana. 

Por eso, la presencia de un orgón en casa es clave. También llamado orgonita, “generador de orgón” o transmutador de energía, se trata de una pieza sólida y compacta elaborada con diferentes materiales –cuarzos, resina y metales- que atrae, preserva, potencia y distribuye la energía planetaria en nuestro hogar para colocarnos en sintonía con la naturaleza.

El psiquiatra autríaco Wilhelm Reich  (1897-1957) afirmaba que “las enfermedades aparecían cuando el nivel de la energía cósmica bajaba en nuestro organismo”. 

Así, en la década de 1930 el discípulo de Freud creó el acumulador de energía orgónica construido con diferentes capas de materiales orgánicos e inorgánicos. Aunque su invención fue desacreditada en su época, fundó las bases sobre las existencia de una fuerza vital universal y, en particular, de la orgonita como una estructura ordenadora de esa energía con la capacidad de generar consecuencias positivas en el entorno inmediato.

El orgón transforma las ondas electromagnéticas negativas y el caos en energía vital, saludable y relajante. 

Una de las propiedades que se le atribuyen al orgón es su capacidad de disminuir y neutralizar los efectos negativos de las radiaciones electromagnéticas provocadas por la sobreexposición a las pantallas. 

La orgonita potencia y distribuye la energía planetaria dentro de la casa. Foto: Pinterest. 

Se trata de una aplicación que resulta vital en tiempos en los que se vive bajo los efectos de la contaminación digital que provoca dolores de cabeza, fatiga, estrés y alteraciones en el sueño,  entre otros efectos biológicos acumulativos que  deterioran nuestra calidad de vida y posteriormente, la salud. 

Los generadores de orgón pueden tener la forma de un diamante, como accesorios de uso personal -en colgantes, pulseras, aros y anillos- o en forma de domos, piramidal u otras estructuras geométricas como objeto de “decoración energetica”. 

El orgón cambia las ondas electromagnéticas negativas por energía vital. Foto: Unsplash. 

En cuanto a los colores del orgón: el violeta representa el cambio y la transmutación, la sabiduría y mundo espiritual; el verde es el color del nacimiento, la fuerza y la sanación, y también un símbolo de  riqueza. Y el azul promueve el equilibrio de las energías; transmite paz y armoní

Colocar la estructura de orgón junto a la cama o en un rincón del dormitorio ayuda a mantener un descanso reparador y más profundo, además de alentar mejores sueños y promover los sentidos psíquicos. 

También se recomienda ubicarlo en el baño. En este ambiente el efecto de la orgonita funciona al ponerlo en la zona de los servicios, para purificarlo de las toxinas producidas por los desechos.

El transformador de orgón se puede llevar como accesorio. Foto: Pinterest. 

Y son muy recomendados en las oficinas ya que contribuyen a  mejorar entornos donde hay acumulación de energía muerta, y limpiarlo y armonizarlo resulta clave.

En el living o salar de estar, van al lado del televisor, o en una mesa en el centro para que irradie su energía en todo el ambiente. 

La orgonita también puede ir en la cocina, cerca de los electrodomésticos para que disminuya sus radiaciones, y junto a frutas y verduras, para que potencie su efecto purificador. 

Y puede utilizarse también en balcones y terrazas ya que ayuda a las plantas a su crecimiento. 

En cualquier caso, se recomienda no mover demasiado el transformador de orgón debido a que es necesario un tiempo para reordenar la energía. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?