Cómo usar el color dorado en la decoración de tu casa

Cómo usar el color dorado en la decoración de tu casa

Asociado con el lujo y la elegancia, hoy el dorado es una tonalidad que se aggiornó y adoptó a nuevos y diferentes ambientes y detalles de la deco del hogar.

Esther Cano

Es el color de la realeza, el lujo y el glamour. Sin embargo, hoy el dorado se adaptó a los nuevos tiempos y se impone en el hogar como una tonalidad versátil y capaz de darle un toque de distinción y estilo a cualquier ambiente de la casa.

Nunca pasa inadvertido, y estas son las claves para aplicarlo en la decoración del hogar y optimizar “el efecto oro”. 

Iluminado y chic. El dorado es un color sin prejuicios más allá de sus asociaciones, y combina bien en todos los ambientes y con otras tonalidades. 

Por eso uno de los usos más frecuentes y recomendables del dorado es en las lámparas, con el toque industrial y poder para proyectar la luz más allá de su iluminación real. 

Está demostrado que el dorado, además de potenciar su iluminación, tiene la capacidad de “agrandar” un espacio y resaltar un rincón o zona especial de la casa y ambiente. 

Además de usarlo en artefactos de iluminación, elegir objetos decorativos dorados es brillo y estilo garantizado. 

Cocina con lámparas y detalles de oro. Foto: Pinterest.

El dorado como recurso deco incluye utilizar más objetos en esa tonalidad, como un juego de cubiertos dorados o vajilla con toques dorados. 

El toque de distinción. El dorado es una tonalidad de alto impacto. Y no necesita ocupar una superficie demasiado grande para llamar la atención y producir un efecto de estilo. 

Un espejo con marco dorado. Foto: Pinterest.  

Así, usar marcos dorados para cuadros y espejos, en el living o el comedor, o simplemente apostar al oro en herrajes  -especialmente en baños y cocinas- alcanza para potenciar el look de un ambiente. 

La grifería dorada es tendencia. Foto: Pinterest.

Y hablando de usar el dorado en baños y cocinas, es precisamente en estos ambientes donde estalló “la fiebre del oro” en la decoración. 

En la cocina, el dorado se aplica como detalle en mesadas y muebles de mármol, combinado con la madera. Y, como en el baño, ¡bañó en oro! la grifería. 

Lo más nuevo en grifería de estilo moderno e industrial propone elegir el dorado como complemento y contraste de las cocinas completamente blancas o, al contrario, totalmente en negro. En ambos casos, el dorado es el rey. 

Una cocina “bañada en oro”. Foto: Pinterest. 

A la hora de combinarlo, el dorado es un color que impone presencia pero que puede fusionarse tanto con tonos pastel, para generar un efecto romántico y clásico, o con colores neutros y naturales, para crear contraste y levantarlo visualmente. Y también va con tonalidades más estridentes, como rosa intenso, fucsia, violeta, azul y verde. 

El detalle de un objeto deco dorado. Foto: Pinterest.

Advertencia: adoptar estos consejos con moderación, porque el uso excesivo del color dorado puede generar un efecto contrario al que deseamos. Porque se trata de usar ese toque de distinción natural del oro, ¡y a brillar!

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?