Truco infalible para caramelizar postres sin soplete

Truco infalible para caramelizar postres sin soplete

Aprende algunas formas increíbles y prácticas de caramelizar tus postres sin tener que comprar un soplete.

MDZ Gastronomía

MDZ Gastronomía

La verdad es que, exceptuando que seas un chef profesional o un cocinero, es muy poco probable que tengas que caramelizar una preparación. Teniendo esto en cuenta, es todavía menos probable que en tu cocina haya un soplete. Todo esto no quita que un día no tengas ganas de hacer una Creme Brulée o algún otro postre de ese estilo y te veas en el apuro de saber cómo poder hacer caramelo en la superficie con lo que tienes en la cocina.

Si bien la Creme Brulée se puede comer sin la costra crujiente de la superficie, la realidad es que no es lo mismo. Es por esta razón que nos tomamos el trabajo de averiguar tres formas de poder caramelizar sin utilizar un soplete.

 

 

3 formas de caramelizar sin soplete

1. Encendedor de cocina

Esta alternativa resulta salvadora, es ideal para esos momentos en los que no tienes tiempo de salir a comprar nada más y te tienes que arreglar con lo que está al alcance. No sirve para superficies muy grandes, ya que resultaría poco cómodo. Pero es perfecto para lograr una linda capa dorada de caramelo.
 

2. En el cajón de la estufa

Casi todas las estufas tienen un misterioso cajón que nadie sabe para qué sirve. Bueno, en realidad, es para mantener la comida caliente cuando ya está lista, pero también sirve para dorar por encima los platillos y los postres. Solamente, es cuestión de probar la intensidad del modelo que se tiene en casa para saber cuánto tiempo dejarlo ahí abajo.
 

3. ¡Con una vela!

Sí, con una vela se puede. De todas las opciones, no es la mejor, pero puede funcionar en caso de que no haya otra alternativa. Lo único es que se debe de tener mucho cuidado para evitar que la cera caiga encima de la comida. Para esto, se necesita mucha paciencia.
 

Fuente: UNSPLASH

Carameliza sin soplete y con una cuchara

Existe otra alternativa más con la que puedes intentar caramelizar la superficie de los postres: una cuchara.

Calienta una cuchara de cocina grande sobre la estufa, teniendo cuidado de proteger tu mano con un guante, ya que el mango podría calentarse.

Cuando la cuchara esté lo suficientemente caliente, apóyala sobre el azúcar con la precaución de no hacer mucha presión. Solo espera unos segundos antes de levantarla, ¡y listo!

Algo que debes de tener en consideración, es que es muy probable que la cuchara se oscurezca y no vuelva a su color original. Por esta razón, lo ideal es que siempre uses la misma para realizar este tipo de procedimientos.

¿Conoces alguna otra forma de caramelizar sin soplete?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?