La verdadera historia detrás de la canción “Amiga mía” de Alejandro Sanz

La verdadera historia detrás de la canción “Amiga mía” de Alejandro Sanz

La composición de este éxito no está relacionada directamente con una experiencia personal

MDZ Espectáculos

MDZ Espectáculos

Alejandro Sanz es uno de los cantautores más importantes de España y el mundo. Es conocido por crear canciones que llegan al corazón y una de ellas es “Amiga mía”, uno de los mayores éxitos del compositor. Las canciones conmueven al público por su música y el mensaje que recibe de las letras, pero también están los que le dan otro significado e imaginan historias alternativas.

“Amiga mía” es una canción que fue lanzada en 1997 y forma parte del disco “Más”, es un tema que relata una triste historia para el cantante español. Pensaríamos que el tema está dedicado a un amor de Alejandro Sanz, pero por el contrario, fue escrita para una de sus amigas que estaba pasando un mal momento en su relación de pareja sentimental.

La historia de este éxito está inspirada en Irene Chamorro, una de las personas más cercanas a Sanz, quien estaba enamorada de Antonio Flores, un reconocido compositor. Irene le contaba todas las penas y alegrías de su relación a Alejandro, y fue así como el artista decidió componer la canción. Sin embargo, la cosa no resultó del todo bien, ya que cuando Alejandro le mostró lo que sería “Amiga mía”, a Irene no le cayó bien que escribiera una canción sobre su historia de amor y se mostró un poco molesta por esto. Después, Sanz decidió agregar una disculpa en la misma canción y fue de esta manera como nació el tema. El resultado fue un gran éxito y es una de las piezas fundamentales de la carrera del compositor y una de las más solicitadas en sus conciertos. “Esta es mi manera de decir las cosas, no es que sea mi trabajo, es que es mi idioma”, dice una parte de la canción.

Las raíces de Alejandro Sanz

Alejandro Sánchez Pizarro nació el 18 de diciembre de 1968, en Madrid, España. A los siete años su padre le regaló su primera guitarra y de esta manera se estaría convirtiendo en uno de los artistas más premiados y reconocidos a nivel mundial. Su padre también le ayudó a abrirse camino, ya que tenía una agencia de artistas y conocía bien el terreno, además de ser integrante en los años 60’ de los grupos “Trío Juventud” y “Los tres de la Bahía”. Alejandro era un niño travieso, y aunque quería ser zapatero no largaba la guitarra. Iba a clases para aprender a tocarla y a los 11 años ya componía sus primeras canciones. Su primer trabajo fue bajo el seudónimo de Alejandro Magno, que era una mezcla de flamenco y fusión. Su primer disco “Viviendo de prisa” que salió en 1991 fue el álbum más vendido de ese año, con el que ganaría nada más ni nada menos que siete discos de platino.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?