Los terribles síntomas que padecía Robin Williams antes de su muerte

Los terribles síntomas que padecía Robin Williams antes de su muerte

El actor se quitó la vida en 2014 por no soportar lo que estaba pasando.

MDZ Entretenimiento

MDZ Entretenimiento

Robin Williams era uno de los actores más queridos en Hollywood. Gracias a su talento, y una incansable cantidad de éxitos, había ganado un Premio Óscar a Mejor Actor, cinco Globos de Oro, dos Emmy, tres Grammys y un premio del Sindicato de Actores.

Sin embargo, toda la fama y la grandeza no fue suficiente para tomar una drástica decisión que terminó con su vida. El 11 de agosto de 2014, su cuerpo fue encontrado sin vida en su domicilio en Paradise Cay. El acrtor había decidido ponerle fin a un calvario del que pocos sabían ahorcándose con un cinturón.

Robin Williams.

A ocho años de aquel terrible momento para el mundo entero pero sobretodo para su familia, su esposa, Susan Schneider, decidió hablar por primera vez al respecto y contar cómo era la vida de Robin Williams los días previos a tomar aquella drástica decisión.

Si bien hace algunos años se conoció que el actor padecía Demencia de Cuerpos de Lewy, una enfermedad neurodegenerativa, que le impedía seguir trabajando y que le podía generar deterioro cognitivo, síntomas de parkinson, delirios y alucinaciones entre otros síntomas.

Pero ahora, con la palabra de Susan, se pudo conocer realmente lo que sufría Robin. Según aseguró, hasta 2013 estaba con un estado de salud óptimo, pero luego comenzó con un “malestar estomacal”, a eso le siguió un temblor en la mano izquierda. A lo largo de las semanas siguientes comenzaron a aparecer otras dolencias, que se iban y volvían.

Luego, Schenider confió que Robin Williams comenzó a experimentar calambres estomacales, problemas digestivos y acidez estomacal. De a poco se sumaron problemas en la vista, pérdida de olfato y trastornos de sueño, que se generaban por la imposibilidad de los médicos de dar con su diagnóstico.

Robin Williams y su esposa.

“Fue como un desfile interminable de síntomas, y no todos se hacían presentes a la vez. ‘¿Qué síntoma le toca este mes?’ Llegué a preguntarme si mi marido era hipocondríaco. Acudimos a todo tipo de especialistas, pero no había respuestas. Lo intentamos todo”, confió la mujer.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?