La casa que Cara Delevingne le compró a Jimmy Fallon y tiene su propio bar antiguo

La casa que Cara Delevingne le compró a Jimmy Fallon y tiene su propio bar antiguo

La exclusiva propiedad también cuenta con un ambiente especial para cada estado de ánimo de la actriz.

MDZ Entretenimiento

MDZ Entretenimiento

Cara Delevingne ha logrado cosechar una verdadera fortuna combinando a la perfección sus dos profesiones, la de actriz, siendo una de las favoritas de los últimos años, con la de supermodelo. Con tan solo 30 años, se llevó dos veces el premio a la modelo del año, habiendo debutado por primera vez en las pasarelas a los 10 años.

Recientemente, la estrella internacional decidió desembolsar una fortuna para comprarle al reconocido presentador de televisión Jimmy Fallon una exclusiva propiedad en la ciudad de New York.

El frente del complejo.

Según se publicó en diversos medios, Cara Delevingne pagó por el complejo de Gramercy Park East la suma de 11 millones de dólares. La primera propiedad que Fallon había adquirido en el lugar fue en 2002 por solamente 850 mil dólares, poco a poco fue comprando cada uno de los departamentos hasta quedarse con todo el edificio, el cual remodeló para convertirlo en un único espacio.

La nueva casa de la actriz cuenta con seis habitaciones y cinco baños, salas de juego, pasadizos secretos, gimnasio, diversas áreas de relajo y amplios vestíbulos. Como en cualquier propiedad, hay un amplio comedor, una cocina totalmente equipada, una amplia despensa y su propio bar antiguo con una decoración en madera de película.

La entrada de uno de los pasadizos.

Con respecto al estilo con el que Cara Delevingne decoró toda la casa se puede decir que cada ambiente tiene el suyo propio. Como es normal en todas las propiedades de la modelo, las excentricidades no quedaron fuera. Es muy colorido, hasta con espacios infantiles, exceso de cuadros y objetos de deco, alfombras y habitaciones muy cargadas.

Según aseguran, Cara acostumbra a personalizar los ambientes acorde a sus estados de ánimo, así tiene un lugar para relajarse según cómo se siente cada día de la semana o acorde a lo que necesita. ¡Quién pudiera!

La cocina súper colorida.
Una de las salas de estar.
Los cuadros envuelven las paredes de todos los ambientes.
Uno de los baños de la propiedad.
El bar del octavo piso parece de película.
La enorme despensa con otro pasadizo. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?