Algunos datos curiosos que no sabías de Natalie Portman

Algunos datos curiosos que no sabías de Natalie Portman

Hoy es una de las actrices favoritas de Hollywood pero antes de consagrarse en su carrera recorrió un largo camino junto a su familia y tiene una historia de vida que atrapa a todos.

MDZ Entretenimiento

MDZ Entretenimiento

Hoy los vemos brillar en las pantallas y no nos queremos perder ninguno de los papeles que interpretan nuestros actores preferidos. No importa si la trama es dramática, fantástica o de acción, somos fieles a sus papeles pero, principalmente, a quienes saben exactamente cómo ponerse en la piel de cada personaje. Lo que muchas veces ignoramos es el recorrido que tuvieron que transitar para alcanzar el éxito y muchas de sus historias son exquisitas o, incluso, mejores que la ficción.

Una de las preferidas es Natalie Portman. A esta altura es imposible cuestionar su talento. Su capacidad actoral la hizo ganar, por el mismo papel, los premios más importantes para una interpretación: el Oscar, el BAFTA, el Globo de Oro y el Premio del Sindicato de Actores. Algo que pocas han logrado en sus carreras, ella lo hizo en un año. Además de su extenso arco, se puso en riesgo al formar parte de una de las máximas sagas de la historia, los primeros episodios de Star Wars, que no fueron tan bien recibidos.

Pese a ese tropiezo, Natalie es muy aplaudida y ha logrado concentrarse en tener una carrera en la que se exaltan sus buenas elecciones en personajes y no tanto en su vida personal, por lo que ha podido mantener algunos detalles muy en lo privado, como el cambio que tuvo que hacer cuando arrancó su carrera.

Natalie Portman.

La fama para Portman llegó a los 12 años, cuando interpretó a un niña que había perdido a sus papás y es salvada por un asesino a sueldo; además de tener que acostumbrarse a trabajar con adultos, la intérprete también hizo un ajuste drástico: su nombre, porque no se llama en realidad Natalie y tampoco lleva su apellido real.

Su verdadero nombre completo es Neta-Lee Hershlag. Nació en 1981 en Jerusalén, por lo que tiene un origen israelí (otra gran estrella nacida allí fue Gal Gadot), aunque sus papás decidieron emigrar a Estados Unidos, cuando sólo tenía tres años. Su historia familiar es rica pero llena de tragedia.

Algo que marcó las vidas de sus padres fue que sus bisabuelos paternos fueron asesinados en un campo de concentración de Auschwitz. Pero también tiene un lado muy interesante porque una de sus bisabuelas maternas trabajó como espía para los británicos durante la Segunda Guerra Mundial. ¿Te esperabas este dato?

Natalie Portman.

Además de su belleza arrolladora, Neta-Lee es una mujer prodigio, con un coeficiente intelectual de 140 (116 se considera alto). Por eso no es de extrañar que, además de arrasar en la actuación, es también una graduada, nada menos que de Harvard, en la especialidad de Psicología (duda resuelta de por qué comprende tan bien a sus roles). Para mayor sorpresa, otra de sus grandes cualidades es que Portman habla seis idiomas, por supuesto, su perfecto inglés, y también puede comunicarse con fluidez en francés, japonés, alemán, árabe y, obviamente, en su idioma natal, el hebreo.

Pronto podemos disfrutar de ella en pantalla en una de sus actuaciones más esperadas, su regreso a Marvel, en la película Thor: Love and Thunder, pero sin objeciones, no sólo por su tremendo desempeño, sino en lo personal, Black Swan fue el trabajo que le cambió la vida, ya que ahí conoció al bailarín francés Benjamin Millepied, con quien tuvo dos hijos.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?