Aretha Franklin era espiada por el FBI por sus actitudes 'extremistas'

Aretha Franklin era espiada por el FBI por sus actitudes 'extremistas'

La artista y su familia fueron perseguidos durante las décadas de los ‘60 y ‘70 acusados de fomentar la “violencia racial”.

MDZ Entretenimiento

MDZ Entretenimiento

Para ningún artista es simple el camino a la fama y el éxito, mucho menos para aquellos que cargan en sus espaldas el condicionante ridículo del peso de la piel. Sin embargo, ninguno de ellos se dejó amedrentar por los prejuicios sociales y forjaron una carrera cuyos cimientos son la esencia y el talento puros. Uno de estos ejemplos fue Aretha Franklin, quien se destacó por una personalidad fuertemente marcada pero, también, por una voz que todavía pone los pelos de punta y emociona como ninguna otra.

La cantante Aretha Franklin, fallecida en 2018 tras una larga lucha contra el cáncer de páncreas, fue espiada por el FBI durante buena parte de las décadas de los años 60 y 70. Como lo reveló la revista Rolling Stone, este organismo federal no dudó en husmear sus teléfonos e infiltrar informantes en su círculo más cercano para revelar supuestas actitudes "extremistas", ligadas a su vehemente defensa de los derechos de la comunidad afroamericana en esos tiempos tan agitados.

Aretha Franklin fue espiada por el FBI durante las décadas de los '60 y '70 por sus actitudes sospechosas y por su relación con Luther King y Angela Davis.

En algunos de los documentos policiales que están en poder de la publicación, una vez desclasificados, se describe a la reina del soul y a algunos de sus amigos y compañeros de la escena artística como simpatizantes del comunismo, "radicales" peligrosos que incitaban al odio y que despreciaban lo que, en esa época, se consideraban "valores americanos". Su relación con Martin Luther King y Angela Davis llevó a la agencia gubernamental a clasificar a la diva de "militante del poder negro" y a acusarle de fomentar la "violencia racial".

La agenda y los teléfonos de Aretha Franklin fueron sometidos a una vigilancia constante, que en último término pretendía hallar indicios o evidencias que vincularan directamente a la artista con el llamado 'Ejército Negro de Liberación' y con algunos de sus miembros más notorios, a los que se atribuían actos terroristas. En un informe fechado en 1968, el FBI alertaba de las hipotéticas confrontaciones que podrían haberse producido durante el funeral de Luther King, según unos supuestos planes que nunca llegaron a materializarse y en los que presuntamente estaba implicada Aretha.

Aretha Franklin perseguida por el FBI.

Los agentes del departamento de justicia nunca llegaron a recabar pruebas fehacientes sobre los hechos tan graves que se le achacaban. De hecho, los últimos reportes registrados se centran en las amenazas de muerte que recibió Aretha Franklin y su familia durante esos años, así como en las estrategias con las que ciertos enemigos y demás delincuentes trataron de extorsionarla a fin de llevarse un pedazo de su fortuna.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?