Opinión

Los salarios están perdidos si no revisamos los convenios de trabajo

Juan Pablo Chiesa, abogado especialista en trabajo y en políticas públicas de empleo, elaboró un cuadro nominal de los salarios privados en el país. Análisis de ingresos por ramas de actividad y sus implicancias.

Juan Pablo Chiesa
Juan Pablo Chiesa viernes, 22 de septiembre de 2023 · 03:15 hs
Los salarios están perdidos si no revisamos los convenios de trabajo
Con mayor frecuencia, las personas encuadradas en una relación laboral, registrada o no, no están a gusto con su empleo Foto: NA

En la actualidad que estamos viviendo o - mejor dicho - sobreviviendo, percibo al trabajo cada vez mas precarizado en el sentido de que la necesidad de la sociedad nos hace ser esclavos de dicha precarización. Con mayor frecuencia, las personas encuadradas en una relación laboral, registrada o no, no están a gusto con su empleo.

Aquí no se trata de caer en la precarización laboral o fomentarla, sino que la situación nos han empujado a una nueva modalidad de precariedad laboral, la cual, la denomino “precarización laboral por necesidad”.

El Salario Básico Convencional, es el sueldo que cada dependiente percibe, como mínimo, por su categoría laboral dentro de la empresa acorde a su convenio colectivo de trabajo. Este básico de convenio emana únicamente de las escalas salariales de
cada Convenio Colectivo de Trabajo. No emana de la ley. Es fijado por cada actividad sindical.

Los básicos se dividen según la categoría laboral de cada dependiente, por puesto y/o cargo desempeñado y son obtenidos a través de la Ley de Paritarias. Las escalas salariales son las que indican los Salarios Básicos de Convenio, que siempre están por encima del Salario Mínimo vital y móvil que fija el Estado Nacional.

El Salario Básico de Convenio es el sueldo que sirve de base natural para todos los efectos liquidatarios, en conjunto con los demás rubros, pero este salario es el principal y, sirve como principio de los haberes de los trabajadores. El mercado y la economía laboral se encuentra en un estado de estancamiento profundo que nos va costar mucho tiempo recuperar la confianza en la en la cadena de trabajo.

El mercado y la economía laboral se encuentra en un estado de estancamiento profundo.
Foto: MDZ

Si pensamos la situación actual en términos nominales, vean el cuadro:

Fijate el cuadro, los sueldos de bolsillo de 3 millones de laburantes pobres. Mirá lo que ganan por 8 horas de laburo. Vos que estás leyendo la nota, pensar que podes vivir 30 días con ese salario en mano, estando en blanco y siendo “clase media”. El informe toma los 20 sindicatos más significativos que representan 3 millones de laburantes privados asalariados.

En Argentina hay 305 sindicatos reconocidos legalmente con personería gremial. Tan solo 20 arropan la mitad de los privados en blanco. Ahí estamos entrando en el problema. Pero ojo, no son los sindicatos, sino los CCT que no son revisados y por más paritarias que ya no sirven para nada, si no revisas los básicos, el cuadro te muestra que le salario está pulverizado por completo.

Cómo se revisan los convenios

Tenés que ver las escalas salariales con las categorías y la actividad y volumen nominal de cada empresa para ver cómo aplicar la vara. ¿Por qué esto? La SRL de dos socios, con un capital de $100.000 con un local de pizza y empanadas en la avenida Medrano que factura un millón de pesos por mes y tiene un pizzero, un mostrador y una moto que terceriza, tiene 600 mil pesos de sueldo y cargas sociales más sindicato.

Ni hablar si alquila el local de 60m2 y es una franquicia. El tipo emprende para perder plata. Esto no es lo mismo que la pizzería de avenida Triunvirato, que factura 10 millones por mes, tiene 20 trabajadores y tiene el salón lleno todos los fines de semana.

Vos no podés aplicar la misma vara sindical o salarial al tipo que tenía un manguito y emprendió un local chiquito que la mega pizzería, una de las cinco más importantes del país. Esto se llama equidad salarial y empresarial referida a la actividad especifica de cada rubro.

Ahora bien, el lector se preguntará cómo llegás a fin de mes con 450 mil pesos. Con este ejemplo, claro, simple y real, debemos ser conscientes que Argentina necesita una modernización a sus leyes laborales, necesita revisar todos los CCT y corregir
todos los básicos de convenio.

El paso del tiempo, las nuevas tecnologías y la pandemia modificaron las formas tradicionales de trabajar, generando nuevos formatos laborales, que no es lo mismo que nuevos empleos.

La revolución tecnológica o la revolución laboral requiere de estas nuevas modalidades laborales y de trabajadores capacitados y calificados. Nos encontramos viviendo lo que ha sido denominado la cuarta revolución industrial. Este proceso de desarrollo tecnológico e industrial implica el uso de todos esos recursos tecnológicos, los cuales desde la pandemia se han acelerado notablemente.

Al respecto, he sido claro y contundente cuando dije que el futuro no perdonará a aquellos países que abdiquen del conocimiento y de la tecnología.

Juan Pablo Chiesa.

Juan Pablo Chiesa es abogado especializado en Empleo y Políticas Públicas, escritor, docente y presidente de Aptitud Renovadora.

Suscribite a mi canal en Youtube haciendo click aquí.

Twitter: @Juanchiesaok

Archivado en