El trabajo híbrido llegó para quedarse pero no es gratuito: cuál es el costo

El trabajo híbrido llegó para quedarse pero no es gratuito: cuál es el costo

Dentro de dos años habrá 149 millones de puestos digitales por lo que el personal deberá volver a capacitarse, con el objetivo de maximizar las inversiones en tecnología.

Diana Chiani

Diana Chiani

La tecnología y la celeridad con la que avanza, al tiempo que modifica todos los ámbitos de la sociedad, también ha comenzado a incidir en el mercado de trabajo. Aunque no es algo nuevo y se sabe que el cambio se profundizó con la pandemia, un estudio de la consultora Manpower Group mostró que las demandas de habilidades digitales continuarán en crecimiento. “Para 2025 habrá 149 millones de nuevos trabajos digitales y el 50% de la nómina de personal necesitará volver a capacitarse”, destacó el informe.

En un contexto de escasez de talentos y de replanteos en los ámbitos formales de educación, el estudio agregó que a la par que las empresas invierten en tecnología, también deberán hacerlo en capacitación. De lo contrario, no podrán maximizar el retorno de la inversión que ello implica. Así, “los empleadores tendrán que fomentar las habilidades digitales desde adentro mientras buscan talento externo”, explicitó el trabajo mencionado.

En solo dos años, se habrá producido buena parte del cambio en el que las firmas deberán abocar buena parte de sus recursos humanos a hacer frente a los desafíos que se presentan en la actualidad. En una suerte de camino medio entre la presencialidad y el trabajo desde casa, luego del aislamiento, las empresas implementaron con variaciones el regreso a los puestos de trabajo, pero las cosas no volvieron a ser como antes.

El principal desafío en torno a esto para por el equilibrio entre vida privada y laboral que favorezca la productividad al mismo tiempo que mantenga al empleado relativamente satisfecho. La investigación explicitó, en este punto, que las compañías tendrán que utilizar el poder de la tecnología para rehumanizar el lugar de trabajo. 

El lado B de la tecnología

La licenciada en Recursos Humanos, María Paz Gómez, explicó que en la actualidad la tecnología atraviesa no solo la mayoría de los ámbitos laborales, sino también su área específica, ya que brinda herramientas que ordenan, agilizan y aportan información a los procesos de selección. Además, las nuevas herramientas facilitan procesos de capacitación gracias a la posibilidad de realizarlas de manera virtual.

“La posibilidad de formarse sin tener que parar la línea de producción y de que cada persona lo haga a su propio ritmo y tiempo es muy importante para la actualización en general”, comentó Gómez, quien también es docente y se desempeña en una empresa del sector TIC. En este sentido, comentó que el trabajo desde casa en ese rubro era previo a la pandemia y que su expansión a otros sectores debido al aislamiento fue una posibilidad que hoy debe ser repensada.

En los distintos casos, su mirada tiene que ver con el lado B de la tecnología y, como señala el informe de Manpower, con la parte humana. “Con home office 100% o la capacitación totalmente virtual se pierde el contacto con el otro y el encuentro más allá de lo estrictamente laboral”, sostuvo la especialista. No se trata solo de productividad ya que, se sabe, no es posible separar el bienestar personal del rendimiento en el trabajo.

Del mismo modo, es preciso mirar el desempeño desde casa, a partir de posibles interrupciones o distracciones que se dan en el ámbito hogareño y que no están presentes en los ámbitos organizacionales. La suerte de aislamiento de los trabajadores también podría favorecer estados de ánimo que generen pocas posibilidades para la organización.

La tendencia al equilibrio

“La tecnología supone un nuevo desafío que es cómo estar cerca, cómo motivar y cómo hacer que las personas se alineen con la ideología de la empresa”, subrayó Gómez. En este sentido, María José Gómez Piovano, licenciada en Recursos Humanos y titular de una consultora, coincidió en que compartir, debatir y formar parte de espacios colectivos potencia la creatividad y la productividad.

En esta línea, el estudio de Manpower señaló que cada vez más trabajadores piensan que “las habilidades de colaboración (83%), resolución de problemas (82%) y confiabilidad (82%) son importantes para realizar bien su trabajo y ser eficientes (76%)”. Para ello, la modernización tecnológica es una pata, pero también lo es la posibilidad de capacitar a los empleados e incentivar espacios de cooperación y de trabajo en equipo; algo que no es tan sencillo con trabajos 100% virtuales.

La modalidad híbrida llegó para quedarse”, sostuvo Gómez Piovanoquien destacó que el contacto presencial es importante, ya que ese compartir no se reemplaza con otra cosa. Por otro lado, ya no corre más el “estar por estar”. “Si un día me tengo que quedar en casa por algo o pacto, un esquema dual también es posible y hasta saludable”, sostuvo la profesional. El bienestar y el equilibrio entre vida individual y laboral son factores que las empresas tienen en cuenta cada vez más con el fin de retener talentos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?