La dura advertencia del FMI a un grupo de gobernadores

La dura advertencia del FMI a un grupo de gobernadores

El Fondo Monetario Internacional fue muy claro en la reunión que mantuvieron los gobernadores del Norte Grande con funcionarios de la entidad bancaria en Estados Unidos.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

El Fondo Monetario Internacional (FMI) les advirtió este jueves a gobernadores del norte argentino que no hay margen para modificar el actual programa de refinanciación de deuda y que la Argentina debe cumplir con las metas firmadas.

La sentencia fue de parte directa del director del Departamento Occidental del organismo Ilan Golfdjan, quien recibió a la delegación de gobernadores del Norte Grande que visitan Estados Unidos en busca de inversiones para la región.

En realidad, la única meta que el FMI quiere que se cumpla es la de déficit fiscal de 2,5% del PBI para 2022, que debe reducirse a 1,9% en 2023, dado que el resto de los objetivos se descuenta que no serán cumplidos.

Estuvieron presentes en la sede del FMI, el ministro del Interior, Wado De Pedro, el embajador argentino en Estados Unidos, Jorge Argüello, y los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy), Gerardo Zaomora (Santiago del Estero), Raúl Jalil (Catamarca), Gildo Insfrán (Formosa), Jorge Capitanich (Chaco), Ricardo Quintela (La Rioja), Gustavo Sáenz (Salta) y Oscar Ahuad Herrera (Misiones). Por Tucumán participa el presidente de la Legislatura Regino Amado.

A Golfdjan lo flanquearon el jefe de la misión argentina, Luis Cubeddu, y el representante del FMI residente en nuestro país, Ben Kelmanson.

La exigencia del FMI apunta directo al problema que tienen los gobernadores: la situación económica social en las provincias del norte es cada vez más grave.

Los números de pobreza que difundió el miércoles el INDEC, revelaron, por ejemplo, que en el Gran Resistencia el 50% de la población no cuenta con las necesidades básicas para vivir. En Catamarca, la tasa de pobreza se ubicó en 40,3%, y en Santiago del Estero en 40%. En tanto en La Rioja es de 36,2%, en Tucumán, 35,1%, en Jujuy 33,8%, en Salta 34,5%, en Formosa 24,4% y en Misiones 21,5%.

Estos números muestra la necesidad de asistencia que necesitarán los gobernadores en los próximos meses para hacer frente a las demandas sociales.
   Sin equilibrio presupuestario con recursos propios, dependen exclusivamente de la ayuda que pueda enviar el Gobierno nacional, que al estar obligado a cumplir con una meta de 2,5% se queda sin margen socorrerlas.
   DE todas formas, desde el gobierno dejaron trascender que se podría entregar un bono en tramos durante el último trimestre del año.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?