Crecen las dudas sobre la continuidad de Darío Martínez en Energía

Crecen las dudas sobre la continuidad de Darío Martínez en Energía

Aún no está definida la nueva estructura de la Secretaría de Energía en el nuevo superministerio de Economía, pero se descuenta que "los Federicos" seguirán en sus cargos, gracias al apoyo de la vicepresidenta de la Nación. En la danza de nombres pisa fuerte el ministro de Energía chubutense.

Carlos Boyadjian

Carlos Boyadjian

En las últimas horas el secretario de Energía, Darío Martínez, volvió a estar en el centro de la escena a partir de versiones que indicaban que no continuaría en funciones tras la asunción de Sergio Massa al frente del Ministerio de Economía, Producción y Agricultura.

Hasta la tarde del martes diversas fuentes del área energética del Gobierno aseguraban que "todo sigue igual" en la Secretaría, lo que implicaba el mantenimiento de Martínez en el cargo y también de "los Federicos" (Basualdo en la subsecretaría de Energía Eléctrica y Bernal, en el Enargas), ambos apalancados en el apoyo decisivo de Cristina Fernández de Kirchner. 

Federico Basualdo seguirá al frente de la Subsecretaría de Energía Eléctrica.

También sería el caso de la interventora de María Soledad Manín, en el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), así el Agustín Geréz, el presidente de Enarsa, la compañía que tiene a cargo la importación de los buques de gas natural licuado (GNL).

Sin padrinos políticos

Sin embargo, a última hora de ayer comenzó a circular la versión de que Darío Martínez no correría la misma suerte en el organigrama del nuevo ministerio. Si bien esta alternativa se menciona desde hace meses, hasta el momento sigue en su cargo, pero eso podría cambiar en cuestión de horas.

La razón principal que justificaría el alejamiento de Martínez es que no cuenta con apoyos de peso, ni en el albertismo, ni tampoco del kirchnerismo y mucho menos del massismo, que desde que se confirmó su arribo al ministerio busca nombrar a gente de confianza en los puestos clave.

Así, el exdiputado neuquino e impulsor de la segmentación tarifaria se ha convertido en un fusible fácil de reemplazar en momentos de reestructuración en el gabinete económico del Gobierno.

La segmentación tarifaria fue la forma que encontró el Gobierno para avanzar con la quita de subsidios que se desprende del acuerdo con el Fondo Monetario.

Este tema se instaló con fuerza en los comentarios sotto voce entre empresas petroleras, los gremios de la actividad, funcionarios provinciales y también en el Poder Ejecutivo nacional.

En la danza de nombres suena fuerte el ministro de Energía de Chubut, Martín Cerdá. Chubut es uno de los pocos gobiernos provinciales del Frente Renovador, además de Salta.

También se mencionó a Guillermo Nielsen, a Jorge Sapag e incluso a Miguel Peirano, aunque éste ya señaló que sólo intervendrá como asesor en la gestión de Massa, pero no desde ningún cargo. Nielsen ya estuvo al frente de YPF en la primera parte del gobierno de Alberto Fernández y Sapag viene de una provincia "petrolera" como Neuquén.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?