La carne bajó de precio: cuáles son los cortes con más caída

La carne bajó de precio: cuáles son los cortes con más caída

En el mes en el que la inflación llegó al mayor valor desde 2002, la carne, uno de los componentes relevantes de la canasta alimentaria del argentino medio, no tuvo aumentos en promedio. Ocho cortes vacunos, varios clásicos parrilleros, mostraron caída en los precios en góndola.

Carlos Boyadjian

Carlos Boyadjian

La inflación de julio cerró con una marca de 7,4% en la comparación interanual, el mayor nivel en 20 años. Alimentos y bebidas no alcohólicas, un rubro clave por su impacto en la canasta de consumo de los sectores de menores ingresos, registró una suba del 6%. 

Sin embargo, en el desagregado al interior del rubro se observa un dato sorpresivo: la carne vacuna mantuvo sus precios en promedio en julio, e incluso varios cortes populares vieron caída en los precios en las góndolas de los supermercados y las heladeras de las carnicerías.

De acuerdo al último relevamiento del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) el promedio de los 24 cortes vacunos, más pollo y pechito de cerdo, el corte porcino de referencia, dio una variación de precios del 0%, un porcentaje que no se veía realmente hace mucho tiempo.

Los cortes vacunos fueron los más estables entre todos los precios de consumo masivo en julio.

En rigor, ocho de los 24 cortes vacunos registraron una baja en los precios en julio, respecto del mes anterior. Paradójicamente, los dos cortes que más subieron fueron el pollo (4,3%) y el pechito de cerdo (7,9%), que tienen los precios más bajos en valor absoluto. $353 el kilo el pollo, y $755 por kilo en el cerdo. En contraste, 17 de los 24 cortes de vaca ya superan los $1000 el kilo.

Cuáles fueron los cortes que más bajaron

En el desagregado de precios al consumidor, la picada común registró una baja del -3%, aunque a pesar de eso tuvo un incremento de 78,4% en los últimos doce meses.

Además, hubo una contracción de -1,7% en la bola de lomo, cuadrada (-1,1%) y bife ancho (-1%). Con bajas algo menores pero bajas al fin, el peceto marcó un retroceso de -0,3%, el vacío -0,2%, mientras que la paleta y el asado de tira lo hicieron en -0,1%.

En contraste, los cortes vacunos con mayor incremento de precios en el mes fueron Hamburguesas congeladas (x 4 unidades) con una suba de 5,3%, carnaza común (2,1%), hamburguesas caseras (1,3%), mientras que roast beef, osobuco y lomo, todos marcaron un avance de 1,2%.

Por su parte, la consultora LCG, en su reporte semanal de inflación de alimentos y bebidas que tuvo un avance general del 0,7%, indicó una baja de -0,3% en el rubro carne. Es uno de los tres rubros con baja, junto a comidas listas para llevar (-0,5%) y productos de panificación, cereales y pastas que marcó una contracción en los precios del -1% en julio.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?