Inflación: mucha preocupación y pesimismo entre los especialistas

Inflación: mucha preocupación y pesimismo entre los especialistas

Tras conocer el IPC de julio, MDZ Radio consultó a economistas y coincidieron en que el ministro de Economía, Sergio Massa, "no podrá estabilizar la economía nacional".

MDZ Radio

MDZ Radio

Tras conocer la inflación del mes de julio, a través del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), que se ubicó en 7,4%, superando de esa manera en más de dos puntos porcentuales al registro del mes anterior de 5,3%MDZ Radio entrevistó a economistas quienes coincidieron que "el gabinete económico de Sergio Massa no podrá lograr la estabilización económica", ya que el Gobierno nacional sigue gastando más de lo que produce y recauda. “Es una economía que funciona mal”, coincidieron.  

Plan humo: las políticas económicas de Sergio Massa 

Según el economista Mariano Fernández, frente al desequilibrio monetario de Argentina, la economía sigue en un camino que lo llevará a una inflación de tres dígitos para finales del 2022 y que "si comete el mínimo error" podría acelerar su proceso hiperinflacionario.  

Respecto de las últimas cifras comunicadas por el Indec, Fernández sostiene que los números del IPC de julio no reflejan los problemas de la sociedad y remarcó que Argentina debería tener un instrumento llamado "Índice de Escasez" que le permitiría anticiparse al aceleramiento de los precios por inflación.  

“La sociedad está pasando un proceso de aceleración inflacionaria que los indicadores no pueden reflejarlos y debería implementar un Índice de Escasez para identificar los productos que faltan, cosa que el Gobierno de Venezuela lo hizo en su momento, pero no los compartió”, sostuvo. 

Y agregó: “Cuando las expectativas superan los números inflacionarios generan una indeterminación de los precios y eso produce que se aceleren. Un mal economista miraría los índices inflacionarios para determinar la realidad, pero hay que mirar más allá, ya que el verdadero problema de fondo es que nuestra cadena productiva está pronto a quebrarse”. 

Por lo cual, “teniendo un instrumento que te permita determinar la escasez”, según Fernández, la economía puede aceitarse y se anticipa a los posibles escenarios, “porque se puede conocer cuál sería la próxima inflación y las expectativas no superarían a los números. Pero eso no está sucediendo y las expectativas de los precios suben más que la propia inflación. Por ello, el valor de las cosas seguirá en alza durante los próximos meses”.  

Por otra parte, el especialista argumentó que el plan económico de Sergio Massa es insuficiente, incompleto e inconsistente y lo definió como el “plan humo”. “Vamos a un camino donde la inflación no podrá ser parada. A partir de lo que anunciaron sobre la política fiscal y las pocas medidas monetarias: no solo son insuficientes, sino mal instrumentadas. El plan Massa es humo, me hace acordar a Domingo Cavallo 2001, cuando asumió y pensó que iba a bajar la inflación con su imagen ante los mercados. Para bajar la inflación se necesita del reconocimiento del mercado y las medidas económicas para sustentar el plan económico”, enfatizó. 

El plan estabilización: imposible de lograr por el Frente de Todos

Para Gustavo Reyes, jefe economista del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) de la Fundación Mediterránea, comentó que no "le sorprendió las cifras de julio", ya que anteriormente, los números inflacionarios que rondan entre "el 5% y el 6% demuestran los primeros síntomas de inestabilidad".

Gustavo Reyes, economista jefe de IERAL.  

“Nuestra inflación es recontra alta y queda claro que Argentina sigue yendo a contramano del mundo. Porque todos los países del mundo han bajado sus inflaciones como en el caso de EEUU con un 0% y en Brasil fue de -0,7% de este mes. Además, en Europa pasó lo mismo, ya que bajaron los precios internacionales, pero acá se aceleró con niveles muy complicados”, declaró. 

Al mismo tiempo, Reyes aseguró que “nuestra economía está funcionando muy mal e imposibilita que mejoren los salarios y poder adquisitivo”. “El Gobierno debe enfocarse en no descarrilar el país más de lo que está, porque produce poco, recauda poco, hay cada vez más pobres y se necesitan más subsidios. Será complicado bajar la inflación si funciona de esta manera la economía”, subrayó. 

Además, añadió que es improbable que el Gobierno del Frente de Todos logre estabilizar la economía para este año y menos para el próximo. “La credibilidad del Ejecutivo es débil y será difícil que lleve a cabo un plan de estabilización de la economía. Tal vez, la tarea sea para el próximo gobierno, pero esperamos que la actual gestión descarrile tanto, ya que el año pasado la inflación era del 54% y ahora vamos a terminar este 2022 con cifras de 3 dígitos”, afirmó. 

Las medidas del Ejecutivo: siempre corrieron detrás


Para Juan Luis Bour, director del Cuerpo Técnico de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), el problema de la economía no es perseguir algo que solo sube, sino que es frenarlo. “Si usted persigue un equilibrio móvil, hoy da un incremento de 6 y mañana del 7, y eso nunca alcanza. Es lo que ha hecho el Gobierno, siempre corrió detrás”, comentó.

El director de FIEL, Juan Luis Bour.

Ante esto, reafirmó su postura citando el último incremento de tasas que implementó el Banco Central de la República Argentina antes de conocer el índice inflacionario de junio. “Siempre tuvo tasas de interés muy bajas hasta que de pronto se levantó de la siesta a comienzo de julio, teniendo una tasa de política monetaria de 52% y hoy la tiene cercana al 70%. Cuando alguien corre detrás no corta nunca el fenómeno y no se trata de inventar un bono para solucionar las cosas. Porque ese bono tendrá que ser más alto y es la prueba que nunca alcanzará para cumplir con las necesidades”, subrayó. 

Desde la perspectiva del economista de FIEL, Argentina debe anunciar medidas de contención del gasto público que compense los aumentos de todos los días. “Lo único que hicieron fue subir la tasa de interés y uno esperaría que mañana se anunciarán medidas de contención del gasto público que compense los aumentos de estos días. Si esto no pasa, uno se queda con lo peor de la política económica, ya que usted hace un ajuste monetario muy fuerte y genera una contracción de la actividad y se queda con una inflación alta porque no alcanza con solo eso. Esto resuelve a corto plazo para que los pesos que no huyan al dólar, pero cuando se terminan las balas, el problema vuelve”, sentenció. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?