Empresas flexibles: ¿cómo las compañías pueden acompañar el espíritu emprendedor de sus colaboradores?

Empresas flexibles: ¿cómo las compañías pueden acompañar el espíritu emprendedor de sus colaboradores?

Un mix que permite el desarrollo de startup con la seguridad de un empleo. Como canalizar la impaciencia de millennials y centennials dentro de las empresas.

Alberto Franichevich

Existen muchas personas trabajando en empresas, especialmente los más jóvenes, que están teniendo el sueño de emprender y participar en una startup. Ya no los motiva tanto entrar a unicornios, sino la adrenalina del startup, la autonomía y la posibilidad de aportar un valor que se note claramente.

Están empezando a aparecer casos de colaboradores que están muy contentos con su trabajo actual pero que le falta ese otro costado. Quieren emprender, pero recién arrancan sus carreras y tienen miedo de perder la estabilidad económica.  Además, son conscientes de que no todas las startups son exitosas y logran dar el salto. Más de un 80% no sobreviven,  fracasan entre el primer y el tercer año, aun siendo Argentina uno de los ecosistemas de startups más dinámicos y con 13 empresas consideradas unicornio.

Ante este panorama, algunas firmas están contemplando la posibilidad de acompañar al empleado en su iniciativa de participar en una startup a tiempo parcial para que pueda hacer determinadas actividades e impulsar su emprendimiento. ¿Cómo? A través de una modalidad flexible que les permita realizar su trabajo actual 3 o 4 veces por semana, y dedicar 1 día a la startup. Las compañías que se anticipen a esto, van a mantener más motivada a sus equipos, además de que las enseñanzas obtenidas al emprender son muy valiosas y pueden alimentar a la empresa con ideas y modelos mentales nuevos.

Puede pasar que esos empleados terminen convenciéndose de que quieren estar en la startup y la compañía les permitió una especie de puente de seguridad para probar su emprendimiento o al revés, que se fidelicen mucho más con la empresa aún cuando su proyecto personal falló, pero al menos no perdieron todo en el intento, sólo el esfuerzo de la startup.

Los millennials (Generación Y) y los centennials (Generación Z) son generaciones emprendedoras: impacientes, idealistas, con un alto compromiso hacia un mundo más inclusivo y bien preparados académicamente.  Las empresas deben empezar a experimentar este camino para la búsqueda y atracción de talentos. Hacer esto con mentalidad ágil significa probar, aprender de las experiencias, ajustar y consolidar la práctica para la atracción y compromiso con la gente joven.

 

Alberto Franichevich

Growth Partner de BTS Latinoamérica

 Profesor en IAE Business School

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?