En las inversiones, el precio de los activos no es importante

En las inversiones, el precio de los activos no es importante

Los inversores con más experiencia ven muchas otras cosas antes que el precio de un activo financiero.

Inversor Global

Inversor Global

Por Robert Kiyosaki*

Normalmente, tenemos la mentalidad de un consumidor, donde los precios altos son malos y los bajos, buenos. Sin embargo, los inversores no piensan de esa forma. Ellos se enfocan en la rentabilidad.

El retorno de la inversión (ROI, por su sigla en inglés) es lo que realmente importa. Para un inversor, lo relevante no es si una inversión es de un millón de dólares, sino si puede ganar dos millones o más, por ejemplo. Y a la inversa: aunque sea una inversión de solo diez dólares, si el ROI es malo, la inversión también lo es.

El precio no habla sobre la calidad de una inversión, si es buena o mala. No tiene ningún tipo de sentido porque lo que importa, nuevamente, es el retorno. Así piensan los más experimentados del mercado.

Por ejemplo, en el terreno inmobiliario, no observamos cuánto dinero vale un edificio, sino de cuántos metros cuadrados es, ya que el precio cambia, los metros cuadrados no. Lo mismo sucede con las acciones: no miro su precio, sino la cantidad.

Supongamos que tenemos acciones de las empresas A, B y C de las que cobro dividendos y vendo opciones sobre ellas. En cinco años, mediante el flujo de dinero generado, pude recuperar todo el dinero colocado. Y si bien ya se pagaron, sigo obteniendo dividendos.

Mientras continúe ganando sus dividendos, es como tener una caja sorpresa que saca dinero para siempre, y las fluctuaciones de su precio no me importan.

En las inversiones, lo que importa no es el precio, sino lo que obtenemos a cambio de nuestro dinero. Por eso hay que dedicarse a aprender cuáles son los mejores activos, los que más valor brindan o brindarán, sin importar la cotización actual.

*Autor de Padre rico, padre pobre.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?